Se celebra el juicio por una pelea que fue grabada en vídeo dentro de una guagua municipal y se hizo viral

Le amenazaron y pegaron, afirma el chófer de la guagua

    Cargando reproductor ...
13/06/2018

El Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas celebró el juicio en el que se intentó esclarecer los hechos que tuvieron como consecuencia una pelea que se produjo el pasado lunes en la línea 13 de Guaguas Municipales. La misma se hizo viral después de que un usuario grabara la misma con su móvil y fuese publicada por la edición digital de CANARIAS7.

ETIQUETAS:

En el juicio se personaron, tanto en calidad de denunciantes como de denunciados, el chófer de la guagua, una usuaria que medió presuntamente para defenderlo y una mujer mayor de edad, su hijo y su sobrino, que supuestamente y según la versión de los primeros, fueron los que comenzaron la pelea, les insultaron y amenazaron.

En la vista, el conductor relató como, estando en la parada vio como un joven se quedó parado en la puerta de la guagua con su móvil. Le alertó para que dejara pasar a la gente y en ese momento, los dos acusados empezaron a increparle. Según su testimonio, avalado por el de dos testigos que comparecieron en la vista, ahí empezó una sucesión de insultos y amenazas por parte de los chicos y la señora que finalizó con agresiones por parte de ella y su hijo, según su versión.

En ese momento intervino la otra mujer denunciada, que declaró que quiso defender al conductor y también fue insultada y agredida por la otra parte, detalló.

Por su parte, tanto la mujer como sus dos familiares, negaron los hechos y relataron que fue el chófer quien comenzó a insultarles y les llegó a agredir, así como también lo hizo la otra chica.

El chófer y la usuaria

El fiscal José Luis Díez pidió en su informe final, que se le imponga al conductor de la guagua una multa de 720 euros por un delito leve de amenazas al menor, igual pena que a la joven que presuntamente intercedió en la pelea, que también tendría que abonar según el Ministerio Público 720 euros. La defensa del chófer pidió la libre absolución de su patrocinado al estimar que quedó acreditado que ni pegó ni amenazó a nadie.

La familia

El fiscal. Interesó que le sea impuesta a la presunta agresora dos multas que suman 1.800 euros por dos delitos leves de amenazas, además de otra de 720 por lesiones y el pago del coste de la reparación de las gafas que rompió a la otra mujer. También pidió que fuese condenada con tres meses sin poder coger la línea 13 de Guaguas Municipales. No formuló petición de pena para los dos jóvenes, uno por ser menor y el otro porque no lo consideró.