La lucha contra el coronavirus

La fiscal pide dos años de cárcel para el conductor temerario

03/04/2020

La Fiscalía Provincial pide dos años de prisión, multa y seis meses de privación del permiso de conducir para el individuo que este jueves se saltó un control de la Guardia Civil en Arinaga burlando además las órdenes de confinamiento y fue detenido minutos después por agentes de la Policía Local de Santa Lucía de Tirajana. El acusado quedó en libertad con cargos por un delito de conducción temeraria.

El Juzgado de Instrucción número 1 de San Bartolomé de Tirajana, en funciones de guardia, incoó diligencias urgentes para la resolución de este procedimiento ante un Juzgado de lo Penal puesto que la fiscal Lucía Cascales imputó a J. M. S., un varón de 44 años, un delito que lleva aparejada una pena de hasta cinco años. Por este motivo, el caso no se pudo resolver mediante una conformidad en el propio órgano judicial de instrucción.

En principio, el Ministerio Fiscal le imputa un delito de conducción temeraria bajo los efectos del alcohol y las drogas e interesa una condena de dos años de prisión, una multa y seis meses de privación del permiso de conducir para este sujeto.

Hay que recordar que este varón, que carece de antecedentes penales, fue interceptado el jueves a las 17.40 horas por agentes de la Policía Local de Santa Lucía de Tirajana en la calle Adargoma –Vecindario– que se había dado la fuga a bordo de un Renault Twingo de un control que estaba llevando a cabo una dotación de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Las Palmas desplegado en la GC-100.

De esta manera se inició una persecución por la GC-100, en sentido Sur que luego se trasladó a la GC-191, pasando por el Cruce de Arinaga, Carrizal y Vecindario. El conductor llegó a circular a gran velocidad, poniendo en riesgo su propia seguridad, la de los agentes del instituto armado que lo seguían y del resto de usuarios de la vía, llegando incluso a circular en dirección prohibida. Tras pasar por Carrizal, siguió en dirección sur hacia Vecindario hasta que fue interceptado por la Policía Local y, posteriormente, detenido por los efectivos de la Guardia Civil que le seguían sus pasos en la cale Adargoma.

Según informó CANARIAS7, en el momento de la detención el conductor opuso una fuerte resistencia a los agentes antes de ser conducido a dependencias de la Guardia Civil donde pasó la noche. Hoy viernes pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número uno de San Bartolomé de Tirajana y quedó en situación de libertad provisional con la retirada del permiso de conducir hasta que se resuelva el caso.

En el momento de la detención y durante la huida emprendida a toda velocidad y en dirección contraria el hombre iba acompañado de otro hombre, de 59 años y ambos fueron sancionados por incumplir el artículo del Real Decreto 463/2020 que prohibe la circulación salvo a trabajadores de servicios esenciales. A todo esto se suma el hecho de que el coche que conducía carecía del seguro obligatorio, según confirmaron a este periódico fuentes del instituto armado.