Interior abre dos investigaciones por la filtración de los informes de Pérez de los Cobos

05/06/2020

El sustituto del coronel en la comandancia, que dirigirá las pesquisas, ordena como primera medida hacer copias de seguridad de los ordenadores del mando cesado.

El Ministerio del Interior ha ordenado la apertura de sendas informaciones reservadas (investigaciones internas) para determinar quién filtró los dos informes elaborados por la Guardia Civil sobre la manifestación del 8-M y la propagación del coronavirus. Ambos atestados, remitidos a la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, fueron publicados por la prensa al poco de ser entregados a la justicia y cuando ni siquiera la dirección del cuerpo sabía de su existencia.

El primero de los informes, de 85 páginas fue entregado en el juzgado el 21 de mayo y su contenido llegó a los medios de comunicación el día 24. El segundo de los atestados, de casi 300 páginas, tiene sello de entrada del día 1 de junio y su contenido comenzó a hacerse público a las pocas horas.

El primero de estos informes fue el que desató una tormenta política después de que el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska acordara destituir de forma fulminante al entonces jefe de la Comandancia de Madrid, Diego Pérez de los Cobos, por negarse éste a informar sobre la investigación sobre la celebración del 8-M (en la que el único encausado es el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco), según reveló esta semana un documento interno sobre la orden de cese del coronel.

Grande-Marlaska, que en un principio dijo que la salida de De los Cobos era debida a una simple remodelación, esta semana tuvo que cambiar de argumento y apuntó que su destitución se debió a no haber querido dar explicaciones sobre la filtración del primero de los atestados. En cualquier caso, el ministro siempre ha negado que él o cualquier persona de su ministerio o de la dirección de la Guardia Civil pidiera al comandante conocer el contenido de ese informe.

Según la última versión de Interior, solo se contactó con el mando cesado para pedirle explicaciones de por qué el dossier había acabado en la prensa antes de que incluso las propias partes personadas en el procedimiento (entre ellas la abogacía del Estado) tuvieron acceso al mismo.

Hoy, finalmente, ha trascendido que la propia Comandancia de Madrid va a ser la encargada de hacer la investigación interna sobre la doble filtración. Una doble información reservada que ya estaba anunciando entre líneas el propio Grande-Marlaska en los últimos días al insistir en su enfado sobre la filtración. Será precisamente el hombre que el ministro ha elegido para sustituir a De los Cobos, el teniente coronel David Blanes, el que dirigirá esas informaciones reservadas.

La primera orden de Blanes ha sido hacer copias de seguridad de los ordenadores de la Comandancia de Tres cantos que hasta ahora usaba el coronel destituido para ver si en ellos hay alguna pista sobre quién filtró los dos informes. Documentos que aseguran que los responsables de la Delegación del Gobierno y de Sanidad eran conscientes desde enero y febrero de los riesgos de transmisión del coronavirus y que insinúan que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, está obstaculizando la investigación judicial.