El Supremo multa a un hombre por talar sin permiso un árbol

29/12/2017

El Tribunal Supremo ha multado con 100.000 euros a un vecino de El Escorial (Madrid) que taló, a pesar de no disponer de licencia para ello, un árbol que había crecido en una parcela de su propiedad.

El Alto Tribunal ha rechazado el recurso que el afectado interpuso contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que, a su vez, confirmó la multa de 100.000 euros que le impuso el Ayuntamiento escurialense por talar sin licencia un árbol que había en una parcela de su propiedad en 2010.

El recurrente basó su recurso en varios informes medioambientales, pero el tribunal los rechaza porque son posteriores al momento en que taló el árbol.

Así, el recurso se basa en un informe forestal realizado por un ingeniero agrónomo el 23 de junio de 2014 en el que consta que en la finca había varios árboles enfermos, desde mucho tiempo atrás, cuya poda o tala era necesaria por razones de seguridad.

También se apoya en otro informe del Seprona de 25 de septiembre de 2016 que se refería a la existencia de tres árboles que debían estar afectados por alguna enfermedad porque estaban secos, con ramas caídas y con el suelo alrededor en descomposición.

Un tercer informe de un guardia civil del Seprona, de 15 de junio de 2014, advertía de la caída de una rama de grandes dimensiones en la mitad de la terraza de una vivienda de una urbanización de El Escorial.

La Sala responde que estos documentos "no son aptos" para revisar su caso porque "se refieren a un estado de cosas claramente distinto de aquél en el que se produjo la infracción que fue sancionada por la resolución recurrida en la instancia".

En este sentido la sentencia concreta que la tala del fresno sin autorización se produjo en junio de 2010 y los hechos recogidos en los documentos aportados -el estado de tres árboles distintos al talado indebidamente- corresponden a cuatro años después de producirse la infracción objeto de sanción.