El juez Alba acusa al presidente del TSJC de presiones en favor del empresario Ramírez

31/05/2018

El juez Salvador Alba ha presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), Antonio Doreste, al que acusa de haberle presionado para intentar favorecer al empresario Miguel Ángel Ramírez.

En un comunicado remitido a Efe, el magistrado de la Audiencia de Las Palmas asegura que el presidente del TSJC intentó "dirigir" su actuación profesional en la causa por fraude a Hacienda y contra la Seguridad Social que se sigue contra Ramírez, en los meses en los que la instruyó en sustitución de la juez Victoria Rosell.

"El señor Doreste ha acudido de forma constante a entrevistarse con este magistrado para presionarme y dirigir mi actuación profesional. Me citaba en alguna cafetería o aparcamiento para transmitirme mensajes para modelar mi actuación procesal", añade Salvador Alba.

El magistrado hace esta denuncia unas semanas después de que la Sala de lo Penal del TSJC decidiera abrirle juicio por delitos de prevaricación judicial, cohecho, negociaciones prohibidas a funcionarios y revelación de secretos, a raíz de su trabajo como instructor de la causa contra Miguel Ángel Ramírez.

La Fiscalía de Canarias pide diez años de cárcel para el juez Alba en relación con esos hechos, ya que considera que intentó manipular esa instrucción para perjudicar a su antecesora en el caso, Victoria Rosell, que en ese momento era diputada de Podemos en el Congreso.

El pasado 14 mayo, Salvador Alba ya adelantó en una entrevista en el diario Canarias7 que su escrito defensa frente a esos cargos iba a provocar "una reacción social que va a tirar por los suelos la valoración de la Justicia", a la que, en las islas, ve no ya "enferma", sino incluso "terminal".

En su comunicado de este jueves, el magistrado dice que el presidente del TSJC ha llegado a transmitirle "amenazas literales" del empresario Miguel Ángel Ramírez.

"Tales como 'me está investigando', 'me está espiando' o 'ha accedido a mi correo electrónico personal'", asegura Salvador Alba que le dijo Antonio Doreste.

Consultado por Efe, el presidente del TSJC ha reconocido que es verdad que mantuvo conversaciones con Salvador Alba hace unos años, como hace con otros compañeros de magistratura, cuyo contenido concreto no recuerda. Doreste ha añadido, además, que por el momento prefiere no hacer más valoraciones sobre la denuncia que el magistrado de la Audiencia Provincial ha interpuesto contra él.

Salvador Alba subraya en su comunicado que él "sacó a la luz la relación del empresario con el periodista Carlos Sosa, pareja de la magistrada del Juzgado de Instrucción número 8 (de Las Palmas de Gran Canaria), Victoria Rosell, exdiputada de Podemos, que investigó a Ramírez durante años sin hacer casi nada, antes de marcharse a la política".

"Sosa alquiló una frecuencia de radio por 300.000 euros a la productora de la Unión Deportiva Las Palmas, participada mayoritariamente por Ramírez", añade el magistrado, que sostiene que la relación de la pareja de Rosell y el empresario investigado "no es puntual, sino que se remonta a 2006".

En su opinión, esa relación empresarial entre Sosa y Ramírez provocaba que la "imparcialidad" de Victoria Rosell como instructora de esa causa quedara "en tela de juicio".

Alba precisa que en su denuncia ante la Fiscalía del Estado también advierte de que el empresario Ramírez "goza de influencia en ciertos jueces de Gran Canaria, amigos suyos, a los que ha utilizado para obtener resoluciones favorables en su causa por delito fiscal".

El magistrado también critica la "inacción" que percibe en la Fiscalía de Las Palmas de Gran Canaria, al que acusa de no hacer nada frente a unos hechos de los que "tiene conocimiento".