El asesino de La Higuera Canaria, condenado a 18 años de prisión

14/04/2019

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a Víctor Manuel de Alejandro Suárez, vecino de Telde, a 18 de años de prisión, con accesoria de inhabilitación absoluta durante la condena, y a indemnizar con 220.000 euros a los familiares de Mónica Isolina Garrido Temes, a la que, como ya resolvió el veredicto del jurado, asesinó la noche del 24 de diciembre de 2016 en la casa en la que ella vivía de alquiler en La Higuera Canaria.

La sentencia, que data del 8 de abril de 2019, le aplica al condenado la circunstancia agravante de parentesco, pues, aunque ya no lo eran en el momento de los hechos, habían sido pareja, y la atenuante de confesión. Antes de su detención, Víctor Manuel confesó su autoría el 3 de enero de 2017.

El fallo considera probado que sobre las 22.00 horas de aquel 24 de diciembre, el ya condenado, tras mantener una conversación telefónica con la víctima desde el teléfono móvil de la madre de él, y tras solicitar a su hermano que lo trasladase en su vehículo, se presentó en la casa de Mónica en La Higuera Canaria. Ella le había llamado para insistirle en su exigencia de que le pagase su parte del pago del alquiler de la casa, dado que Víctor Manuel convivió un tiempo con ella. Como de él no obtenía respuesta, llamó al móvil de su madre, Carmen Suárez, una vez a las 22.21, que no obtuvo respuesta, y otra a las 21.22, que atendió la madre y le pasó el teléfono a su hijo. Mónica le reclamaba el abono de tres meses de alquiler.

Puñaladas

Según la sentencia, una vez el acusado en la casa, se inició una discusión entre ambos, en el salón-cocina, en el transcurso de la cual Víctor Manuel cogió un cuchillo de cocina con el que, con el propósito de acabar con la vida de Mónica, le asestó diversas puñaladas, varias de ellas en el cuello, que le condujeron a la muerte. Una vez la víctima en el suelo, coge un paño de cocina, limpia un poco la sangre y el cuchillo, lo mete en una bolsa y lo arroja a 800 metros de la casa.

De los 220.000 euros, 80.000 corresponden al hijo de la víctima, 40.000 para cada uno de sus padres, y 30.000, a cada una de sus dos hermanas.