La Fiscalía Provincial pide que sea condenado a 11 años de prisión

A juicio el patrón de la patera en la que murieron siete personas en Teguise

18/05/2019

El próximo jueves tendrá lugar en la Ciudad de la Justicia de la capital grancanaria el juicio contra Mohamed Saoud, el patrón de la patera en la que perdieron la vida siete inmigrantes en Costa Teguise en enero de 2018. En este procedimiento, que se celebrará ante la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, el Ministerio Fiscal interesa que el ciudadano marroquí sea condenado con 11 años de prisión por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y siete de homicidio imprudente, y el pago de 420.000 euros en concepto de responsabilidad civil por los fallecimientos.

ETIQUETAS:

La acusación se dirige contra Mohamed Saoud –en prisión provisional por esta causa desde el 17 de enero de 2018–. Este ciudadano marroquí procedió, a sabiendas de que incumplía con las normas de entrada en el territorio nacional, a trasladar a 27 personas a España haciendo uso para ello de una embarcación tipo patera.

Así, la citada patera salió de las costas de Marruecos –desde algún punto entre Tan Tan y Tarfaya– en la madrugada del 13 de enero de 2018, llegando a la playa de Bastián en Costa Teguise (Lanzarote) sobre las 12.30 horas del 15 de enero de 2018.

La patera, que carecía de sistemas de seguridad, así como de chalecos salvavidas para la travesía por el océano poniendo con ello en peligro la vida de los inmigrantes, llegó a la costa tras un duro viaje en el que perdieron la vida un total de siete personas. Los equipos de socorro encontraron dentro de la embarcación cinco fallecidos por ahogamiento e hipotermia, mientras que un sexto cuerpo fue recuperado del agua. Otros dos hombres fueron rescatados del mar con síntomas de ahogamiento. Uno de ellos falleció durante las maniobras de reanimación y otro fue recuperado de una parada cardiorrespiratoria y evacuado al Hospital de Arrecife.

Hay que destacar que el encausado ya fue condenado anteriormente por sentencia firme el 16 de septiembre de 2003 dictada por el Juzgado de lo Penal nº 1 de Arrecife, por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros a la pena de tres años de prisión.