Un alumno se ecamina de conducir. / R. C.

Tráfico potenciará los exámenes de conducir con coches automáticos

Grande-Marlaska busca que los jóvenes se familiaricen con el vehículo eléctrico, que no tiene caja de cambios manual

José Antonio Guerrero
JOSÉ ANTONIO GUERRERO Madrid

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado hoy que potenciará los exámenes de conducir con coches con caja de cambios automáticos para familiarizar a los jóvenes con el vehículo eléctrico e híbrido, que no tiene marchas. El ministro ha avanzado la propuesta este jueves en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT), donde ha presentado la Estrategia de Seguridad Vial 2030, un compendio de directrices que guiará la actuación de las administraciones públicas, las asociaciones y entidades del sector, el mundo empresarial y el académico, durante la presente década. Al acto asistieron también la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea; el director general de Tráfico, Pere Navarro, y el director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, Álvaro Gómez Méndez.

La medida de potenciar los exámenes con coches automáticos supone una importante novedad habida cuenta de que, según dijo el ministro, el 98% de las pruebas de conducción se realizan con vehículos con cambio manual. Esta iniciativa queda supeditada a la nueva directiva comunitaria de los carnets de conducir que está elaborando la Comisión Europea.

Ya el pasado mes de marzo, la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) pidió la eliminación del código 78 del carnet de conducir, por el cual aquellos aspirantes que se examinan con vehículos automáticos, como son los híbridos o los eléctricos, obtienen un permiso que les impide conducir un vehículo manual, salvo que vuelvan a examinarse con un autómóvil de esas características.

La DGT dijo entones que ya trabajaba en un curso complementario para que quienes se hayan examinado con un coche de estas características pueda estar igualmente capacitados para conducir un vehículo con el cambio de marchas manual.

La norma actual provoca que los alumnos prefieran examinarse con coches manuales y que las autoescuelas no adquiran híbridos y eléctricos, lo que podría cambiar con esta nueva pretensión del Ministerio del Interior y de la DGT, que es un aliciente para fomentar la compra de vehículos eléctricos, híbridos e híbridos enchufables. Todos ellos son automáticos y resultan mucho más sostenibles y menos contaminantes, lo que también se enmarca dentro de la Estrategia de Seguridad Vial 2030 presentada por el ministro. En un futuro no muy lejano (la UE prohibirá vender coches diésel y de gasolina a partir de 2035) los vehículos con cambios manuales serán la excepcionalidad con lo cual sacarse el carné con un coche eléctrico (y por tanto automático) será lo habitual.

El Plan contempla un nuevo carné de conducir para menores de 16 años mediante vehículos de movilidad personal, aquellos eléctricos de una sola plaza

La Estrategia presentada por Marlaska contempla igualmente el establecimiento de un nuevo carné de conducir para menores de 16 años mediante vehículos de movilidad personal, es decir aquellos dotados de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores eléctricos. Así, se regulará un nuevo permiso de conducir B1 a partir de los 16 años para vehículos eléctricos con velocidad máxima de 90 km/h y 400 kilos de peso como mucho. «Ya está en aplicación en países como Francia con buenos resultados y favorecerá la movilidad de los más jóvenes en el ámbito rural», recalcó el ministro.

Grande-Marlaska dijo también que el plan persigue un objetivo mucho más ambicioso: reducir la siniestralidad en las carreteras españolas en un 50% , tanto en fallecidos como en heridos, para dentro de ocho años y con relación a los datos de 2019, el año anterior a la pandemia. En aquel año fallecieron 1.755 personas, 8.613 resultaron heridas graves y 130.000 heridas leves. Estas cifras arrojan una tasa de 37 fallecidos por millón de habitantes, por debajo de la media de la Unión Europea que está en 51 fallecidos.