c7

Una testigo afirma que la expareja del acusado le reveló que ella lo apuñaló

La Fiscal reclama una condena de 17 años y 11 meses contra Andrew H. por el delito de intento de asesinato de su expajera, entre otros

EFE Las Palmas de Gran Canaria

Una amiga del ciudadano británico acusado de haber intentado asesinar a su expareja en Corralejo (Fuerteventura) tras entrar en su casa de madrugada por el jardín ha afirmado este martes, ante el Jurado que juzga el caso, que la víctima le desveló semanas después de los hechos que ella le había apuñalado y que «quería decir la verdad».

En el segundo día del juicio que se sigue contra Andrew H. en la Audiencia de Las Palmas, esta testigo, que reside en Reino Unido, de donde son el acusado y su expareja, ha explicado que en una conversación que mantuvo con la víctima, ella le manifestó que había apuñalado al acusado y que «quería decir la verdad», pues al principio pensaba que lo había soñado y no estaba segura, según le comentó.

La víctima reconoció este lunes ante el tribunal que en enero de 2021 fue a un notario y cambió su declaración, pero que lo hizo por la presión y manipulación de la que era objeto por parte de esta testigo y que, por ello, posteriormente, ratificó ante el Juzgado de Instrucción su relato inicial de los hechos.

La testigo, cuya declaración ha sido traducida por una intérprete jurado, ha negado esas presiones e intentos de manipulación y ha afirmado que solo trataba de ayudarla y que, incluso, le prestó dinero en varias ocasiones para que pudiera hacer frente a los gastos que tenía, unas 2.000 libras que aún no le ha devuelto.

También ha insistido en que lo hizo movida por el aprecio que tenía al acusado y a los dos hijos, por los que sentía «mucho cariño», y ha negado que ese dinero fuera para que la víctima cambiara su declaración.

La testigo ha dicho también que la exnovia de su amigo le contó que cuando estuvo ingresada en el hospital la Policía le aconsejó que tirara a la basura el camisón que llevaba puesto esa madrugada porque tenía sangre del procesado.

El marido de esta testigo, también británico, ha manifestado al tribunal que su mujer solo quería ayudarla y que incluso le prestaron ayuda para redactar la declaración que hizo ante el notario porque ella se lo pidió a su esposa, pero que ninguno la presionó; fue la expareja de su amigo quien «manipuló a mi mujer» y le «prestó mucho dinero».

En esta jornada también han declarado ante el tribunal dos amigas del acusado que estuvieron la noche anterior a los hechos y durante la madrugada del 17 de octubre de 2020 con el procesado, primero en un bar y después en la casa de una de ellas, que también se encuentra en el complejo donde vivían la expareja de Andrew H. y el propio imputado, pero en distintos apartamentos.

Así mismo, una hija del acusado de una relación anterior ha contado al tribunal que ella apenas hablaba con la nueva pareja de su padre, pero que un ex de esta le había advertido de lo «manipuladora y controladora» que era y que le «había hecho la vida un infierno», así como que intentó chantajear a su abuela paterna para que le diera 5.000 libras.

Además de los testigos de la defensa, en esta jornada han depuesto ante el tribunal los guardias civiles que detuvieron al acusado en las inmediaciones del complejo de apartamentos poco después de que sucedieran los hechos y los agentes que inspeccionaron la casa donde vivía la expareja con sus dos hijos, un bebé de 18 meses y un niño de cuatro años, que fue donde sucedió la agresión.

Han detallado que hallaron un segundo cuchillo en la cama de la denunciante, que, según el abogado de la acusación, lo guardaba bajo su almohada porque tenía miedo de que le agrediera el acusado, quien presuntamente un mes antes había tratado de estrangularla.

La Fiscal reclama una condena de 17 años y 11 meses contra el acusado por los delitos de intento de asesinato, con el agravante de género y de parentesco, allanamiento de morada y lesiones psíquicas al hijo mayor de cuatro años que presenció la agresión.

La acusación particular ejercida por la víctima tras concluir la prueba decidirá si finalmente acusa por intento de asesinato u homicidio, pero, además de pedir también que se le condene por allanamiento de morada, aprecia delitos de lesiones físicas y psíquicas y de vejaciones, mientras que el abogado de la defensa reclama la absolución de su cliente, que afirma que fue ella quien le atacó de forma sorpresiva, tras pedirle que fuera a su casa.

El juicio continuará este miércoles con la declaración de los peritos y la presentación de los informes finales al tribunal, ha informado la magistrada que lo preside.