Tendrá que pasar nueve años en prisión por abusar de un menor

06/12/2018

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a Juan Francisco Andueza Quintero a la pena de nueve años de prisión, el pago de 50.000 de indemnización, diez años de libertad vigilada y la prohibición de trabajar con menores durante otros quince, después de considerar probado que abusó sexualmente de un menor de su entorno más cercano.

El fallo otorga credibilidad al testimonio de la víctima, que en el juicio detalló como un día se había encontrado con el acusado «en una habitación desnudo y le dijo que se echara crema en el culo». El niño «pensaba que era verdad y a él le caía bien al principio y no le dio importancia» esa petición. Sostuvo en la vista que le había contado «todo también a la funcionaria que le ha acompañado la mañana del juicio», pero aun así le daba «mucha vergüenza» hablar de este suceso. Cuando se le interpeló por si se le introdujo el pene en la boca, respondió afirmativamente y añadió que «después vertió algo asqueroso».

Por último, a preguntas del Tribunal mantuvo que todo ocurrió «en un solo día», que «fue una sola vez» y solo en otra ocasión lo único que le ocurrió fue que el acusado le persiguió desde el coche y el se hizo daño al caer, «pero no pasó nada más», declaró en el juicio.

Forenses

Los psicólogos forenses que examinaron al menor, relataron que el mismo presenta un afecto de tipo postraumático, con amplia afectación negativa reactiva a los hechos denunciados, sobre los que manifiesta un «temor intenso». Su testimonio para estos profesionales «presenta criterios de credibilidad tales como estructura lógica, producción no excesivamente estructurada, complicaciones inesperadas, descripción de interacciones y conversaciones con ubicación de tiempo y espacio y detalles sensoriales».

Por último no se observaron en la víctima «indicios de mentira instrumental ni posibles ganancias secundarias par la presente denuncia. Igualmente, no se observa inducción del testimonio por parte de terceros».