Píldoras anticonceptivas. / R. C.

Siete de cada diez mujeres quieren acceder a la píldora sin receta

Lo consideran un avance para su salud sexual y su autonomía, según una encuesta que señala que casi el 30% ha tenido que dejar de tomarla al no poder acudir al médico a por la prescripción oficial

J. M.

La píldora es el método anticonceptivo más utilizado en España detrás del preservativo. La toman de forma regular el 38% de las mujeres y el 65% la ha tomado en algún periodo de su vida, pero muchas ven dificultades a la hora de adquirirla. Así lo recoge una encuesta realizada por 40dB para HRA Pharma entre 1.000 mujeres de entre 18 y 45 años que busca cuantificar las dificultades a las que se enfrentan las mujeres en el acceso a la anticoncepción oral y testar su percepción sobre la posibilidad de acceder a la misma sin prescripción.

El estudio fue presentado por el doctor Rafael Sánchez Borrego, ginecólogo y director médico en la clínica Diatros, durante el X Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, celebrado por la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) en Madrid. Se da la circunstancia de que ha sido dado a conocer coincidiendo con la aprobación, el pasado martes en el Consejo de Ministros, del anteproyecto de la ley del aborto que contempla la distribución gratuita de la píldora del día después (un anticonceptivo de emergencia que hoy se puede comprar sin receta en las farmacias a un precio de alrededor de 20 euros) en los centros de salud sexual y reproductiva, pero mantiene la prescripción médica para la píldora regular para garantizar su financiación pública.

Más de la mitad de las mujeres ha intentado comprar la píldora sin receta en alguna ocasión, y al 46% les han puesto impedimentos para conseguirla

La encuesta recoge las dificultades a las que se enfrentan las mujeres para conseguir la píldora anticonceptiva. En este sentido, el 51,9% ha intentado comprarla sin receta en alguna ocasión, y al 46,6% de las mujeres les han puesto impedimentos para conseguirla.

Cerca de 3 de cada 10 mujeres han tenido que dejar de tomarla en alguna ocasión por no poder acudir al médico a por la receta (26%) y casi un 24% por haberla perdido o no llevarla cuando acudían a la farmacia. De éstas, casi 6 de cada 10 consideran haber estado en riesgo de embarazo debido a la interrupción en la toma (57,8%). Entre ellas, 1 de cada 10 ha tenido un embarazo no planificado por estas circunstancias (11,9%) y cerca de la mitad declara haber tenido que abortar debido a ese embarazo no planeado (43%).

El estudio señala que a 7 de cada 10 mujeres les gustaría acceder a la píldora anticonceptiva de uso regular sin receta, y el 64% tendría la misma confianza en adquirirla, aunque no precisase prescripción médica.

Una amplia mayoría de las mujeres cree que se reducirían los embarazos no deseados sin la obligatoriedad de la receta (64,4%). De hecho, casi 9 de cada 10 creen que sería más fácil acceder a ella. Además, el poder acceder a su dispensación sin prescripción médica supondría un avance significativo para la salud sexual y reproductiva de las mujeres y en su autonomía para un 73,5% y 72,5% de las encuestadas, respectivamente.

«Hacer reflexionar»

«Se trata de una encuesta que nos debería hacer reflexionar sobre el actual sistema existente en torno a la anticoncepción oral de uso regular en España. Los datos demuestran que las mujeres se sentirían igual de seguras que si se la recetasen, pero es que además ahorrarían tiempo y también sentirían mayor libertad para poder decidir sobre su propia salud sexual y reproductiva. Quizá es el momento de empezar a plantearnos este tipo de escenarios en la sanidad española para facilitar el día a día a todas las mujeres que lo deseen, sobre todo teniendo en cuenta que este medicamento es seguro y está perfectamente consolidado, ya que lleva casi treinta años en el mercado», comentó Sánchez Borrego.

En esta línea, tanto los responsables de la SEFAC como los farmacéuticos asistentes al acto, así como los otros ponentes, ratificaron que los datos que arroja la encuesta son un reflejo de su día a día en las farmacias, por lo que invitaron a las autoridades a reflexionar sobre la conveniencia (sanitaria, social y profesional) a considerar la reclasificación de este medicamento.

Según la encuesta, al 70% de las mujeres les daría «mucha libertad y tranquilidad» saber que no les van a poner impedimentos por acceder a este anticonceptivo sin prescripción médica y que les ahorraría «mucho o bastante tiempo» el no tener que acudir o llamar al médico para pedir o renovar la receta.

La directora general de HRA Pharma para España y Portugal, Inés Correia, aseguró, por su parte, que «estos resultados tan claros y contundentes expresados por las mujeres españolas no son más que el reflejo del día a día en el ámbito médico y farmacéutico, una realidad social que ha abierto un proceso de reflexión profunda entre los profesionales sanitarios, que vienen a coincidir en la necesidad de hallar un consenso sobre este asunto».