Vaciar el CULP cuesta 300.000 euros y se busca quien lo pague

13/02/2020

El Cabildo solo recepcionará el edificio en condiciones y la ULPGC plantea que la financiación de la limpieza se negocie con Sanidad, que quiere el inmueble para el Insular y como área sociosanitaria

El edificio del antiguo Colegio Universitario de Las Palmas (CULP), situado al lado del hospital Insular, es uno de los proyectos que tiene en mente la Consejería de Sanidad del Gobierno canario para solventar la falta de espacio del servicio de Urgencias y crear un área para pacientes sociosanitarios con alta médica que ocupan una cama hospitalaria por falta de otros recursos. Y la limpieza y vaciado del inmueble es el primer escollo a salvar.

El edificio es propiedad del Cabildo grancanario y estaba cedido a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), que lo devolvió recientemente a la corporación insular, aunque no se hizo efectivo por el mal estado de las instalaciones. Ahora, una empresa de recogida y limpieza ha presupuestado en 300.000 euros los trabajos para dejarlo en condiciones para que el Cabildo lo recepcione.

La ULPGC ha planteado encontrar una fórmula para no hacer frente al coste de estas tareas de limpieza y las tres instituciones implicadas –universidad, Sanidad y Cabildo– deben buscar una fórmula para acometer estos trabajos, requisito para que la corporación insular recepcione el inmueble y pueda después negociar su cesión al Servicio Canario de Salud.

Teresa Cruz, consejera canaria de Sanidad, ha mostrado en varias ocasiones su interés en incorporar este edificio al Insular, con las miras puestas en solventar la falta de espacio del servicio de Urgencias y crear un área para pacientes sociosanitarios. La responsable sanitaria tiene previsto mantener en breve una reunión con Antonio Morales, presidente del Cabildo grancanario, para tratar este extremo y continuar con las negociaciones iniciadas el pasado año.

Durante la legislatura pasada, el anterior equipo del Servicio Canario de Salud elaboró un proyecto que contemplaba unas nuevas urgencias del Insular divididas en entrada, recepción y admisión, asistencia general distribuida en módulos para ubicar a los pacientes según sus necesidades, sala de emergencias, área de psiquiatría, diagnóstico por imagen, traslado, zona de personal, almacenes así como un aumento de 77 a 113 boxes, ocho camas psiquiátricas y un módulo específico para pacientes mayores sobre los 6.160 metros cuadrados de superficie del CULP. El plan funcional para la ampliación del Insular también tenía previsto consultas externas junto a camas de media estancia y laboratorios, un área de cirugía mayor ambulatoria y la unidad de farmacia.

Entonces Patrimonio del Cabildo anunció que cedería el uso del edificio al Sanidad, «aunque desconocía la fecha» porque aún estaba pendiente de cerrar «los trámites administrativos de la devolución». La instalación de 18.000 metros cuadrados (sótano y dos plantas) se destinó durante 45 años a la docencia sanitaria hasta la inauguración del edificio de Ciencias de la Salud en el campus de San José.