Teresa Cruz encarga a su equipo la misión de «humanizar» la sanidad

13/08/2019

La consejera afirma tras la toma de posesión de ocho altos cargos que hay planes «que se han vendido» sin existir o sin financiación. Ya se trabaja para dar transparencia a las listas de espera.

EFE / Santa Cruz de Tenerife

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Teresa Cruz, advirtió ayer de que se ha encontrado «muchas, interminables sorpresas» en el departamento, la primera de ellas la falta de planificación y encontrar planes «que se han vendido» pero que o no existen o no tienen financiación. Cruz realizó estas consideraciones a preguntas de los periodistas tras presidir el acto de toma de posesión de cargos de su departamento, entre ellos el de la directora general del Servicio Canario de la Salud, Blanca Méndez.

La consejera dijo en el acto que el equipo que gestionará la Consejería debe contribuir de manera decidida al reto fijado por el Gobierno de Canarias de «humanizar» la sanidad en las islas en los próximos cuatro años, y para ello ha de basar su trabajo en cuatro pilares.

Estos son los de mejorar la financiación, agilizar la gestión, planificar adecuadamente las necesidades como factor imprescindible para no actuar «a golpe de problemas» y que la sanidad forme parte de las prioridades del Gobierno autonómico.

Posteriormente precisó la consejera que estos cuatro pilares en los que se va a fundamentar la gestión llevarán a su vez distintos objetivos pero los primeros, añadió, serán los de mejorar la atención en urgencias y las listas de espera, en las que no importa el número sino el hecho de que detrás de cada cifra hay una persona. Por ello la primera medida en la que está trabajando el equipo rector de la Consejería es la de dar transparencia a las listas de espera, aunque Cruz indicó que estos primeros meses son de toma de conocimiento.

Afirmó que desde su primera toma de contacto con el departamento se ha encontrado con muchas sorpresas, «interminables», y la primera ha sido la de la falta de planificación, algo imprescindible en un área y que afecta fundamentalmente a los recursos humanos. Esta falta de planificación va a generar «verdaderos problemas» en algunas especialidades en las que casi el 50% de la plantilla en menos de cuatro años va a tener más de 55 años, prosiguió Cruz, quien indicó que sin el personal sanitario no se hablaría de la excelente sanidad que hay «una vez se entra en el sistema».

Apuntó también la consejera que el hecho de que no haya presupuestos estatales influye en la sanidad canaria.