Sanidad estudia relajar algunas medidas

02/04/2020

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha apuntado que la posibilidad de salir a hacer ejercicio o salir con niños a la calle son dos de las medidas en estudio en caso de que se produjera una relajación de las medidas de restricción impuestas en el estado de alarma en España para evitar la propagación del coronavirus.

ETIQUETAS:

Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso por la crisis del coronavirus, que ha guardado un minuto de silencio en reconocimiento de las víctimas, ha hablado sobre el futuro tras las fuertes medidas, Illa ha apuntado que se está trabajando en escenarios. «No podemos anticipar escenarios futuros. Es una decisión muy difícil de tomar, que no es sencilla», ha dicho en relación al desescalamiento de las medidas de confinamiento y distanciamiento social una vez comience a bajar la curva.

«Hay muy pocos precedentes de lo que hay que hacer. Tenemos a los mejores expertos pensando en la mejor forma de hacerlo. Tenemos que garantizar que no vuelva a rebrotar. Pero no puedo anticipar nada porque están en fase preliminar de estudio», ha afirmado, reconociendo que dos de las medidas que se están tomando en la relajación de restricciones es permitir un tiempo limitado al día de ejercicio físico en la calle o la salida de niños.

«No me comprometo a que se lleven a la práctica, pero lo estamos estudiando. Son dos de las cosas que hay que considerar en función de cómo evolucione la epidemia esta semana y la semana que viene, junto con los datos que vayamos teniendo", ha admitido.

En todo caso, el ministro también ha reconocido la posibilidad de que se pueda producir un segundo brote dentro de varios meses. "No sabemos si puede haber un nuevo brote o no. No lo debemos descartar, dependerá de los avances en materia de terapias y vacunas. Por eso es importante reflexionar sobre cómo desescalamos las medidas. Esto no va a tener un día de final, el final va a ser un proceso. Habrá un periodo de transición. No habrá un día en el que de golpe volvamos a la normalidad, va a ser un proceso. Hay que descartar la idea de que cuando volvamos a la normalidad nos tenemos que olvidar de este virus", ha apostillado.

El ministro ha defendido que el Gobierno está centrado en "salvar vidas humanas" y también ha reivindicado que las medidas puestas en marcha "sinceramente están funcionando", tendiendo la mano al resto de fuerzas políticas para trabajar en la solución a la crisis sanitaria, económica y social.

Así, ha expuesto que el Gobierno ha actuado "tan pronto" como pudo y con la evidencia científica para realizar estas restrictivas intervenciones, "siempre en consonancia con las autoridades europeas". "El 12 de marzo, el ECDC decretó que en Europa había un contagio sostenido. Ese mismo día tomamos medidas de distanciamiento social en todo el país y el 14 decretamos estado de alarma", ha valorado.

Illa también se ha pronunciado acerca del informe del Imperial College de Londres (Reino Unido), que apuntaba que en España había realmente siete millones de afectados: "Los expertos dicen que, si es así, no sería una mala noticia, porque significaría que un grado alto de la población estaría inmunizada. Hay que saberlo, y hay varias maneras. Con los test serológicos, por ejemplo, si se acaba concluyendo que son un buen instrumento para ver el grado de extensión en España".

El ministro de Sanidad ha asegurado que España ha conseguido el "primer objetivo" en la lucha contra el coronavirus, llegando al pico de la curva de contagios, y que ahora está comenzando la "fase de ralentización" de la pandemia.