Reconocen a una enfermera autónoma su vinculación laboral al SCS

08/12/2019

El sector sanitario canario también se nutre de falsos autónomos. El Tribunal Supremo ha dictado recientemente un auto de unificación de doctrina que resuelve que una enfermera que ejercía en las ambulancias medicalizadas (de soporte vital básico) del sur de Gran Canaria como autónoma tenía, en realidad, una relación laboral con la empresa a la que el Servicio de Urgencias Canario (SUC) había externalizado la prestación.

ETIQUETAS:

Esta resolución judicial, la primera del alto tribunal en relación con esta fórmula de contratación en precario perpetuada en la isla desde hace dos décadas, abre el camino a otros trabajadores que también demandaron por estas prácticas a la administración autonómica y a las sucesivas subcontratas.

Ahora la profesional podrá reclamar que se le restituyan sus derechos como trabajadora por cuenta ajena, que se le devuelvan las cuotas que pagó como autónoma, que se le abone la cuantía de las vacaciones que no pudo disfrutar, la antigüedad, las dietas y, en definitiva, todos aquellos complementos salariales que recoge el convenio colectivo de la empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y la Seguridad en Canarias (GSC), responsable del 1-1-2 y del transporte sanitario terrestre en las Islas. Unas cantidades aún por cuantificar.

Según señala el auto, la enfermera estaba obligada a cumplir un horario, a ejecutar las funciones encomendadas por el SUC, a solicitar autorizaciones y proporcionar información al organismo público o a realizar las guardias programadas. Además, utilizaba material proporcionado por las empresas a la que prestaba servicio, las que le pagaban, contratas de la administración pública para cubrir las urgencias en ambulancias en la zona sur de Gran Canaria. A pesar de ello, estaba dada de alta en el Régimen Especial de Autónomos (RETA), abonaba su correspondiente cuota, y tenia concertado un seguro de accidentes y responsabilidad civil. Seguir leyendo aquí.