¿Qué pescado tiene menos mercurio?

07/11/2019

La Agencia Española de Consumo y seguridad Alimentaria (AECOSAN) ha actualizado las pautas de consumo recomendadas. Comer pescado es recomendable pero hasta cierto punto, pues no debemos olvidar que el mercurio está presente en aguas de mares y ríos, por lo que están totalmente expuestos.

ETIQUETAS:

Los peces más expuestos serán aquellos de mayor tamaño y con mayor esperanza de vida, como pueden ser el pez espada, el emperador o el atún rojo, por lo que no es conveniente abusar de ellos, ya que se podría sufrir algunos perjuicios, especialmente a nivel del sistema nervioso central en desarrollo. No obstante, en mujeres embarazadas y niños menores de tres años, el consumo debería evitarse.

¿Cuáles son los pescados más seguros?

Los pescados más recomendados para su consumo por ser bajos en mercurio son el abadejo, anchoa, boquerón, arenque, bacalao, bacaladilla, berberecho, caballa, calamar, camarón, cangrejo, cañadilla, carbonero, fogonero, carpa, chipirón, chirla, almeja, choco, sepia, jibia, cigala, coquina, dorada, espadín, gamba, jurel, langosta, langostino, lenguado europeo, limada o lenguadina, lubina, mejillón, merlán, merluza, pescadilla, navaja, ostión, palometa, platija, pota, pulpo, quisquilla, salmón, sardina, sardinela, sardinopa, solla y trucha.

Sin embargo y pese a las nuevas recomendaciones, cabe destacar que el consumo de pescado es seguro y recomendable, solo que hay prestar atención a aquéllos que contienen mercurio.

La AECOSAN ha dividido a la población en ‘población vulnerable’ y ‘población general’, adecuando en cada caso el consumo de pescado.

La ‘población vulnerable’ es aquella referida a mujeres embarazadas y niños de hasta 10 años por un lado, y de 10 a 14 por otro.

La ‘población general’ incluye al resto, es decir, aquellos que no están incluidos en la ‘población vulnerable’.