Las clínicas dentales de Las Palmas reabren con la «seguridad» de siempre

    Cargando reproductor ...
20/05/2020

El Colegio de Dentistas de Las Palmas ha lanzado un mensaje de «confianza» ante la reanudación paulatina de la actividad de las clínicas dentales de la provincia, que reabren sus puertas para atender a los pacientes «con la misma seguridad que siempre les ha caracterizado».

Así lo destaca este miércoles en un comunicado, en el que también subraya que, «desde siempre», el dentista profesional ha extremado las medidas de protección frente a virus y bacterias. Añade que la revisión continua de los protocolos de higiene, limpieza y desinfección, y su estricta aplicación, es «una práctica sistemática de las clínicas dentales», implementada desde hace muchos hace años para hacer frente a todo tipo de infecciones.

Ahora, frente a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus Covid-19, las medidas de protección en las consultas se han reforzando» aún más, si cabe».

El presidente de la entidad colegial, Francisco Cabrera, destaca que para los dentistas la salud de sus pacientes «siempre ha sido una prioridad absoluta». Añade que, para garantizar la máxima protección frente a la Covid-19, «las clínicas establecen nuevas medidas de bioseguridad, recogidas en los protocolos y recomendaciones de las autoridades sanitarias y sociedades científicas, y del Consejo General de Dentistas de España», sobre cuya actualización ofrece información permanente el Colegio de Las Palmas.

Las nuevas medidas de protección se centran tanto en la actividad profesional del dentista como en las pautas que deben seguir los pacientes, e inciden en aspectos como la organización de los espacios de la clínica; la relación con los pacientes y su protección, así como la del personal clínico y auxiliar; las precauciones a adoptar durante los tratamientos, y la adopción de normas de bioseguridad.

Para Francisco Cabrera, las clínicas dentales son «espacios de máxima seguridad», por lo que los pacientes deben proseguir sus tratamientos bucodentales, acudir a la revisión semestral y pedir cita para consultar, especialmente, cualquier anomalía o posible patología «puesto que debe evitarse que se agraven y acaben afectando no solo a su boca, sino a su salud general».