La temporada de gripe concluye con más vacunaciones y muertes

23/05/2018

El Servicio Canario de Salud administró 203.952 dosis, lo que supone un aumento del 5%. Registró 36 fallecimientos y 285 ingresos de casos graves, casi el doble que en la campaña anterior

Sanidad da por concluida la temporada de gripe 2017-2018. El virus se encuentra ya inactivo. Las conclusiones a priori, a falta del informe final de la red de Vigilancia Epidemiológica del Gobierno de Canarias, señalan que el número de vacunaciones aumentó un 5%, los decesos un 24% y los ingresos por casos graves un 50% con respecto a la campaña anterior. Los datos preliminares en la semana 20 –del 14 al 20 de mayo– fecha del cierre oficial de la temporada de gripe, indican que la incidencia de la patología «ha sido bastante similar a la del año pasado en cuanto a las tasas por 100.000 habitantes y a pesar de que han sido ligeramente superiores desde el punto de vista epidemiológico. La incidencia ha estado dentro de la normalidad desde el punto de vista de la análisis en valores comparativos», señaló ayer Amós García, jefe de sección de Epidemiología del Servicio Canario de Salud (SCS).

En concreto, los decesos se incrementaron un 24% en la actual campaña respecto a la del pasado año. A Salud Pública del SCS le consta 36 fallecidos –el 69,4% eran virus B y el 30,6% virus A– nueve más que en la anterior en la que se contabilizaron 28 defunciones. Pero además, aumentó el de ingresos hospitalarios por casos graves que se duplicó alcanzando los 285 afectados –159 casos son virus B (55,8%) y 126 casos a virus A (44,2%– frente los 154 de la anterior campaña, según se extrae del informe de la citada red de vigilancia.

No obstante, del total de defunciones cabe resaltar que únicamente cuatro de los afectados, el 9%, estaba vacunado y de los 285 casos graves ingresados el 80% tampoco estaba protegido contra la patología, «lo que imprime de mayor importancia aún de la vacunación», añadió García, Además se registraron otros 718 casos de gripe en personas ingresadas en los hospitales públicos canarios pero sin criterio de gripe grave, de los cuales 60% son virus B y 40% virus A.

En cuanto a la vacunación García aseguró que el número de dosis administradas ascendió un 5% respecto a la temporada anterior, sobre todo en el grupo de mayores de 65 años con 175.562 dosis –5.000 más–, aunque el crecimiento más significativo fue en mujeres embarazadas con 3.611 dosis, 1.033 más. En el grupo de 60 a 64 años se pusieron 20.139 dosis, 1.200 más, mientras que en el grupo sanitario se mantuvo en 8.200 dosis. «Estamos muy satisfechos con la respuesta vacunal, que va mejorando año tras año», sentenció García.