La incidencia de la gripe continúa en descenso, pero se cobra 4 muertes más

22/02/2019

La enfermedad se ha cobrado ya 33 vidas desde el inicio de la temporada. La onda epidémica continúa decreciendo por tercera semana consecutiva. Se han notificado 273 casos graves de gripe hospitalizados

ETIQUETAS:

La incidencia de la gripe está siendo esta temporada «muy variable» Su tendencia en las tres últimas semanas ha sido «decreciente» aunque aún se mantiene por séptima semana –del 11 a 17 de febrero– consecutiva por encima el umbral epidémico establecido en esta temporada en 109,54 casos por 100.000 habitantes, indicó ayer Eduardo García, miembro del servicio de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del SCS.

A pesar de que la tasa de incidencia de gripe continúa en descenso respecto a la semana anterior, pasando de 147,28 a 127,83 casos por 100.000 habitantes, la enfermedad se ha cobrado ya 33 vidas, cuatro más que la pasada semana, desde el inicio de la temporada, todos por gripe A y sólo dos se había vacunado, según refleja el informe semanal de Vigilancia de la Gripe de Canarias de Salud Pública del SCS.

Según apuntó García, la tendencia de la gripe a la baja «hace pensar que el pico máximo ya se vivió en la semana tres» cuando se alcanzó los 181,6 casos por 100.000 habitantes, pero matizó que la evolución del virus es «impredecible y puede variar de una semana a otra». Asimismo, explicó que esta temporada no se puede comparar con la anterior , «es diferente» porque «el virus que predominó en 2017-2018 fue el B y en esta prevalece el A por lo que las afectaciones y las consecuencia son distintas».

De los 33 fallecidos, 16 (54,5%) eran varones, 25 (75,75%) tenían más de 64 años, 6 (21,2%) estaban entre 15 y 64 años y dos (3%) eran menores de 15 años, añade el informe de vigilancia. Por otro lado, hasta el momento se habían declarado 623 casos de gripe en personas ingresadas en nuestros hospitales, sin criterios de gripe grave, y 370 hospitalizados confirmados de gripe grave.

García llamó la atención a la baja tasa de vacunación que, aunque esta temporada el SCS se vio obligada a adquirir más dosis, los datos que recoge el informe de vigilancia refleja que «no se está vacunando lo suficiente, al menos en los grupos de riesgo». «Debemos concienciarnos porque es la mejor y única herramienta para evitar la mortalidad en estos grupos», dijo.

En España.

La actividad gripal en España continúa también su descenso después de que la epidemia alcanzara su pico más alto a finales de enero y la tasa de incidencia se sitúa en 158,1 casos por 100.000 habitantes, según el último informe del Sistema de Vigilancia del Instituto de Salud Carlos III. El informe de la semana del 11 al 17 de febrero muestra, así, un descenso de la onda epidémica y se confirma que el virus que circula mayoritariamente es del tipo A, aunque por el momento no se ha podido determinar la concordancia de estos grupos con la cepa vacunal de esta última temporada.