La gripe suma ocho muertos más a pesar de su baja incidencia

08/05/2018

Canarias supera la cifra de fallecimientos a causa del virus de la pasada campaña registrando 36 víctimas mortales, solo 4 vacunadas, y 1.002 casos de personas ingresadas en los hospitales

ETIQUETAS:

A punto de finalizar la campaña de vigilancia de la gripe en Canarias, en apenas dos semanas, la incidencia de la gripe continúa decreciendo. El informe del Sistema de Vigilancia de Gripe en Canarias del Servicio Canario de Salud (SCS) señala que la tasa de incidencia en la semana 17 –del 23 al 29 de abril– se ha reducido fue de 3,76 casos por 100.000 habitantes y destaca que su evolución es decreciente, con una intensidad basal con una intensidad basal y sin actividad.

A pesar de ello, la red centinela de vigilancia epidemiológica ya registra 36 fallecimientos, superando la cifra de la anterior temporada de 2017/2018 que se cerró con 28 defunciones como consecuencia de la afectación del virus, según refleja el informe del SCS. Además, recoge que de las 36 muertes entre los pacientes hospitalizados, seis de ellas se notificado en la semana 15 pertenecientes a las semanas 5 a 8. Del total de defunciones, el 69,4% eran virus B y el 30,6% virus A y sólo 4 (9%) estaban vacunados.

Según apunta en su informe la red centinela, debido a un retraso en la notificación de casos hospitalizados y defunciones, la situación actualizada a la semana 17 es que se han declarado desde la semana 40, 284 casos de gripe grave: 159 casos son virus B (56%) y 125 casos a virus A (44%). Entre los casos graves que se tiene información sobre su estado vacunal, un 80,2% no estaba vacunado. Además se han declarado 718 casos de gripe en personas ingresadas en nuestros hospitales, sin criterios de gripe grave, de los cuales 60% son virus B y 40% virus A, se añade en el informe.

Amós García, jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud, indicó ayer que estos son los datos recogidos por la red centinela a falta de que se cierre la campaña de la gripe en dos semanas y de que se realice el estudio correspondiente de valoración.

Por otro lado, los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica destaca que las muertes por gripe en España doblan esta temporada los decesos del período anterior, contabilizado hasta el momento 927 muertes de casos graves confirmados, más del doble de las 421 registradas durante la temporada 2016-2017. Sin embargo, el documento señala que la propagación de la enfermedad persisten bajos niveles de actividad gripal, con una tasa de incidencia de gripe de 2,8 casos por 100.000 habitantes, propia del periodo pre-epidémico. Agrega que la mortalidad esta temporada es algo mayor en hombres (52% de los fallecidos), que en el 70% de casos está asociada al virus B y el grupo más afectado eran los mayores de 64 años, ya que el 85% de los fallecidos tenían más de esa edad, con una mediana de 82 años. Además, el 98% presentaban factores de riesgo.