La gripe se mantiene en niveles epidémicos

15/02/2019

La enfermedad se ha cobrado ya 29 vidas, cinco más que la pasada semana pesar de que sigue sin alcanzar el pico máximo. Solo uno de los fallecidos estaba vacunado y casi todos son virus A.

ETIQUETAS:

En Canarias, la incidencia de la gripe se mantiene estable, con una «intensidad baja» y continúa en una situación epidémica. Tras superar el umbral por cuarta semana consecutiva con una tasa de 147,28 casos por 100 casos por cada 100.000 habitantes en la semana 6 del año -del 4 al 10 de febrero-, y que apenas disminuye en tres casos respecto a la semana anterior cuando se registraron 149,27 casos por cada 100.000 habitantes. No obstante, la gripe se cobró la semana pasada otras cinco muertes, ascendiendo los fallecidos a 29 desde el inicio de la temporada –solo uno estaba vacunado– ocho más que en la misma semana el pasado año que sumó 21, según refleja el informe semanal de Vigilancia de la Gripe de Canarias de Salud Pública del Servicio Canario de Salud,

A pesar los fallecimientos registrados, Canarias aún no ha alcanzado los valores máximos de la temporada pasada, cuando el pico máximo se alcanzó en la tercera semana con 181,6 casos por 100.000 habitantes (el umbral esta temporada en 109,54 casos).

Según el citado informe hasta el pasado domingo se habían notificado un total de 480 casos de gripe en personas ingresadas en los hospitales públicos canarios y sin criterios de gripe grave, el 99,2% afectado por el virus de la gripe A. Asimismo en lo que va de temporada se han declarado 311 casos graves que han tenido que ser hospitalizado, también la mayoría por virus A, el 99,4%.

Por otro lado, Salud Pública destaca que el 75,9% de los pacientes que acudieron a las urgencias de los hospitales presentaba factores de riesgo, el 51,8% tenían más de 64 años y el 25,2% ingresaron en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). De entre los que se dispone de información del estado vacunal, solo el 12,8% estaba vacunado de la gripe en esta temporada.

La tasa global de incidencia de gripe durante la semana del 4 al 10 de febrero en todo el territorio español ha descendido «significativamente» hasta los 206,2 casos por 100.000 habitantes, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.