La asociación de diabéticos dice que «sin respaldo público» tendrá que cerrar

30/06/2017

La Asociación de Diabéticos de Gran Canaria (Adigran) advierte de que sin ayudas públicas, tendrá que dejar de prestar el servicio que hasta ahora ofrece a los pacientes de esta enfermedad crónica.

Los 39 menores con diabetes que se encuentran estos días en el hotel rural Molino de Agua, en Fataga, de campamento para aprender a convivir con esta enfermedad crónica, compartir vivencias y experiencias desconocen la «crítica» situación que vive la Asociación de Diabéticos de Gran Canaria (Adigran). «Disfrutan minuto a minuto del programa lúdico y pedagógico de esta actividad que, aunque declarada de interés sanitario, paradójicamente apenas recibe apoyo ni financiación pública», señala Lidia Blanco, presidenta de la asociación, quien informa del «cierre que se avecina inminente, si no se logra respaldo público y subvenciones».

Blanco apunta que la Consejería de Política Social del Cabildo de Gran Canaria les ha «denegado recientemente» el apoyo financiero al proyecto que presentaron hace unos meses; confiábamos en que nos diera la subvención. Para nuestro desconcierto, no ha sido así».

La presidenta de Adigran recuerda que el año pasado fue «un año duro: la asociación tuvo que sobrevivir con una merma importantísima en las ayudas recibidas». «Esta nueva falta de sensibilización del Cabildo con nuestro colectivo y el trabajo que desarrollamos, junto con la falta desde hace ya años de ayuda de la Consejería de Sanidad, nos lleva a la situación de cese inmediato de los servicios que prestamos», sentencia. «Damos atención y asesoramiento nutricional y psicológica, educación diabetológica. Hacemos campañas de sensibilización y detección precoz. Llevamos a cabo una labor de indudable interés público. Somos la voz de los pacientes de esta enfermedad crónica, para reivindicar sus derechos. Creo que está más que justificada nuestra petición», concluye.