El Materno Infantil crea la unidad de Cuidados Paliativos pediátricos

25/06/2019

El hospital grancanario inició hace dos meses la formación de pediatras en cuidados paliativos para implementar el servicio como exige la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos. Tradicionalmente la atención infantil al final de la vida ha recaído en la Unidad del Dolor y su equipo de anestesistas

ETIQUETAS:

El hospital Materno Infantil de Gran Canaria trabaja desde hace dos meses en la implementación de su primera unidad de Cuidados Paliativos pediátricos. La asistencia al final de la vida de los niños en este centro es una labor que tradicionalmente ha asumido la Unidad del Dolor y su equipo de anestesistas pero ahora, el plan canario de Cuidados Paliativos y la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos del Ministerio de Sanidad marca una nueva hoja de ruta que requiere de un equipo multisdisciplinar con especialistas de Pediatría al frente, según explica Mercedes Prieto, directora médico del citado centro hospitalario.

Protocolos homogéneos

Desde hace más de dos años Sanidad viene impulsando la creación de unidades de paliativos pediátricas específicas que conllevan una serie de requisitos y el Materno está haciendo la transición de forma oficial y reglada aprovechando que la responsable de la Unidad del Dolor, Saro Rodríguez, está próxima a su jubilación, señala. «La doctora Rodríguez se ha encargado todos estos años de los paliativos infantiles. Ha sido pionera en este campo en el que ha realizado un trabajo excepcional y estamos aprovechando su experiencia para ir conformando la nueva unidad», comenta la directora médica, quien agrega que el plan de la administración central es que los protocolos asistenciales «sean homogéneos» en el Sistema Nacional de Salud.

Prieto resalta que el objetivo a medio plazo es incorporar a Paliativos «pediatras con formación específica», para lo que están haciendo cursos y máster de especialización, y con el apoyo del servicio de Anestesia en momentos puntuales». «Estamos trabajando la transición sin fecha tope porque buscamos que nuestros profesionales estén perfectamente formados y trabajen en equipo para que los niños tengan la mejor atención posible», sentencia la directora médico del citado hospital.

Dos unidades

En este sentido, insiste en que hasta el momento el dolor agudo posquirúrgico y los cuidados paliativos pediátricos están bajo la supervisión de la doctora Rodríguez aunque «siempre en colaboración con el equipo de Pediatría y el apoyo del resto de los servicios médicos». Sin embargo, cuando esté creada la nueva unidad se dividirán en dos unidades distintas», es decir, «la Unidad de Dolor estará a cargo de Anestesia y la de Cuidados Paliativos a cargo de Pediatría con el apoyo puntual de Anestesia. Va a ser una unidad multidisciplinar», concreta Prieto. «Siempre tratamos de hacer lo mejor para los niños y cuidamos mucho su calidad de vida», exalta Prieto.

La ubicación de Paliativos estará provisionalmente en el viejo edifico hospitalario a la espera de la construcción de la nueva torre de siete plantas sobre la superficie y dos subterráneas que acogerá la especialidad de Pediatría del hospital Materno-Infantil, que saldrá a licitación el próximo mes de julio y conllevará una inversión de aproximadamente 30 millones de euros.

Nacional

Actualmente, desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se desarrolla la estrategia nacional de cuidados paliativos, centrada en los pacientes infantiles, con las miras puestas en acabar con las desigualdades entre comunidades autónomas, y homogeneizar esta prestación que está incluida en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud.

Este plan requiere del cumplimiento de una serie de exigencias como el requisito de que las unidades cuenten con pediatras, profesionales de enfermería, psicología o trabajador social, entre otros, o que ofrezca atención domiciliara, uno de los puntos de calidad de la atención que se trató en Madrid.