Sanidad

Cinco pacientes del Insular dan positivo en la bacteria ‘C difficile’

16/08/2018

El hospital investiga si dos de los afectados murieron al infectarse en el centro sanitario o por su enfermedad previa. La directora médica asegura que «el brote está controlado» y que no hay riesgo.

El test de Clostridium Difficile (C. difficile), una bacteria que puede causar desde diarrea a una inflamación del colon que puede llevar a enfermedades graves, dio positivo en cinco pacientes del Hospital Insular, dos de ellos han muerto, aunque aún no se ha establecido que la infección sea la causa.

Así lo explicó ayer la directora médica del centro, Mercedes Prieto, quien aseguró que el hospital «ha tomado las medidas como si fuera un brote», pero que no tiene «ningún dato objetivo para crear alarma social o que la gente piense que se va a contagiar. Está todo controlado. Se han tomado todas las medidas preventivas. No hay riesgo ni para los pacientes ingresados, ni para los familiares, ni para los potenciales ingresos o para el personal del hospital», afirmó.

Pinto explicó que la C. difficile es una bacteria que «coloniza» a los pacientes pues está presente en los hospitales «desde hace muchos años» y el peligro aumenta, añadió, si quien se infecta es un «paciente grave».

«Son bacterias oportunistas que existen en todos los hospitales y proliferan en pacientes especialmente enfermos», insistió Pinto, que añadió que en el caso del Hospital Insular, el sistema de vigilancia «ha funcionado perfectamente». De hecho, continuó la directora médica del centro, «fue por una vigilancia epidemiológica como detectamos el brote de este subtipo de bacteria».

Pinto explicó que el hospital cuenta con «un sistema de vigilancia relacionada con las infecciones sanitarias», llamadas nosocomial o intrahospitalarias, contraídas por pacientes ingresados en un recinto de atención sanitaria. Y fue así como se detectó el brote. «Han muerto dos pacientes y ahora estamos intentando determinar si la causa principal de la muerte ha sido la infección o la enfermedad de base que tenían previamente», añadió.

El área afectada «no está cerrada, está controlada» y desde hace cinco días, «no hemos tenido más casos, por lo que parece ser que la infección está controlada».

Los otros tres pacientes que dieron positivo «están evolucionando», añadió Pinto, que explicó que la infección por esta bacteria «se trata con un antibiótico y se cura».

La directora médica del Hospital Insular no precisó cuándo tendrá los resultados de la investigación abierta. «Se tardará un tiempo porque tiene que pasar por comisiones, necesitamos confirmación del laboratorio... No es un proceso fácil», e insistió en que no se debe alarmar la población.

«La vigilancia epidemiológica que hacemos es continua. De vez en cuando tenemos algún brote y todos los días se detecta algo porque somos un hospital y eso pasa en los hospitales», añadió la directora médica del Insular.