Canarias puede realizar al día un máximo de 1.000 pruebas

03/04/2020

Los cinco laboratorios que diagnostican el Covid-19 están limitados por la duración del análisis. Queda material protector para unos diez días y los canales de suministro están abiertos. La Candelaria, el hospital con más presión

ETIQUETAS:

El coronavirus Covid-19 ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de los cinco principales laboratorios del sistema sanitario canario. De hecho, el consejero de Sanidad del Gobierno regional, Julio Pérez, reconoció ayer que, a pesar de contar con nuevos elementos para diagnosticar la enfermedad –el miércoles llegaron a 58.200 kits–, el número máximo de pruebas que se pueden realizar diariamente ronda las 1.000. «Ahora tenemos más material pero tenemos una otra limitación, que no es material sino de mecanismos, que es la limitación temporal. Nosotros no podemos hacer con los sistemas que tenemos ahora más de unas 1.000 pruebas cada día. Ese un límite impuesto por el sistema de análisis de las muestras», subrayó Pérez. «En este momento nuestros microbiólogos y analistas trabajan, en números redondos, en 900 análisis diarios, vamos a decir 1.000; que es una pequeña exageración mía y también una aspiración», apostilló sobre su redondeo al alza el responsable de Sanidad.

«Podemos atender a muchos más contagiados, si los hubiera, pero no podemos procesar más de 1.000 análisis diarios», insistió Pérez sobre el ritmo de obtención de los diagnósticos.

Esta cifra es insalvable a menos que se pusiera en marcha el sistema Cobas 6800, un aparato del que dispone el Hospital Universitario de Canarias (HUC) de Tenerife y que permitiría procesar hasta 1.400 pruebas diagnósticas diarias, según informó Intersindical Canaria que ayer denunció a través de un comunicado la infrautilización de esta máquina por falta de reactivos.

En este sentido, Pérez reconoció que estos dispositivos, que trabajan «muchísimo más rápido que las personas, no están disponibles porque necesitan elementos complementarios y reactivos de los que no disponemos».

A la limitación que conlleva el tiempo requerido para hacer los análisis –en el caso de la prueba PCR los resultados tardan unas 4 horas– se suma otro obstáculo: la falta de hisopos, los bastoncillos usados para extraer las muestras. «Es muy difícil conseguirlos en el mercado y tenemos para unos pocos días», advirtió el responsable del equipo que está gestionando la crisis sanitaria en el archipiélago.

Pérez confía en conseguir más hisopos en los próximos días, pero insistió en que esta carencia solo limitará «el diagnóstico» de los nuevos casos de coronavirus pero que «no supondrá un obstáculo para proteger al personal sanitario y de las residencias sociosanitarias de mayores», añadió en su comparecencia tras el Consejo de Gobierno. Los cinco laboratorios que están realizando las pruebas de Covid-19 se ubican en los centros hospitalarios Doctor Negrín, Insular Materno Infantil, en Gran Canaria, el HUC y Nuestra Señora de la Candelaria, en Tenerife, y Doctor José Molina Orosa, en Lanzarote.

Aunque el miércoles el magterial de protección frente al virus se incrementó con 1,5 millones de mascarillas, 58.200 kits de diagnóstico, 4.000 gafas y 500.000 guantes de nitrilo, estos elementos de protección «cubrirán con holgura las necesidades de los próximos siete o diez días», vaticinó Pérez, quien advirtió que el Gobierno de Canarias ya está haciendo gestiones para encargar nuevas remesas de material. «Han aparecido habilidades insospechadas como la del presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, que es un hacha organizando vuelos. Eso nos permite mantener cadenas de suministros y estar tranquilos, excepto con los hisopos, que se han convertido en objetos de lujo», confesó el consejero.

El hospital de La Candelaria es el que soporta más presión por el Covid-19, aunque a corto plazo, no se vislumbra un colapso en los centros sanitarios canarios, si bien es la hipótesis con la que trabaja el Gobierno canario. «No nos va a hacer falta un hospital de campaña ni mañana ni pasado ni el jueves», dijo Pérez.