Canarias mide la temperatura a 1.792 pasajeros

24/03/2020

El Gobierno canario, a través de Cruz Roja, ha realizado entre el 19 y el 22 de marzo 1.791 controles de temperaturas llegados en avión al archipiélago procedentes de la península en alguna de las 17 operaciones diarias permitidas con el resto del territorio nacional.

ETIQUETAS:

Esta es una de las medidas impuestas por el estado de alarma decretado en España para hacer frente a la propagación del coronavirus, ha recordado en un comunicado la Consejería regional de Administraciones Públicas.

La isla en la que más controles se realizaron fue Tenerife, con 905 en sus dos aeropuertos, seguida de Gran Canaria, con 803, y, a gran distancia, Fuerteventura, con 65.

En ningún caso fue necesario activar el protocolo de intervención previsto.

Una veintena de personas integra el dispositivo desplegado por Cruz Roja en los seis aeropuertos canarios que reciben vuelos de la península.

Se trata de una acción coordinada con la Dirección General de Seguridad y Emergencias, dependiente de la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, que supervisa el funcionamiento del mismo.

El pasado viernes, el Boletín Oficial de Canarias publicó un decreto del presidente del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres, por el que se establecen medidas para el control de las personas que se desplacen por vía aérea o marítima en el ámbito de la comunidad autónoma, con independencia de su procedencia y medio de transporte utilizado, en orden a la contención de la expansión del Covid-19.

Este decreto incluye controles específicos destinados a quienes lleguen al archipiélago por aire desde la Península.

Se trata de seis vuelos con destino a Gran Canaria (dos procedentes de Madrid; dos de Barcelona; uno de Bilbao, y uno de Sevilla), otros seis con destino a Tenerife Norte (dos de Madrid, dos de Barcelona, uno de Bilbao, y uno de Sevilla), así como uno procedente de Madrid que llega a Tenerife Sur.

También incluye uno que llega a Fuerteventura procedente de Madrid, otro en La Palma procedente de Madrid, y dos en Lanzarote (uno que llega de Madrid y otro de Barcelona).

El decreto establece, entre otras cosas, que quienes viajen en esos vuelos deben justificar la necesidad de viajar a Canarias mediante una declaración responsable que deben cumplimentar antes de efectuar el desplazamiento aéreo.

El personal técnico encargado de tomar la temperatura al pasaje se sirve de termómetros de medición a distancia. Si alguna persona muestra síntomas de un cuadro febril, el personal de Cruz Roja comunica esta situación al Servicio de Urgencias Canario (SUC) a fin de que adopte las medidas que correspondan.

También comunica a las autoridades policiales del aeropuerto la incidencia para que procedan, según su protocolo, con la persona afectada, hasta la llegada del personal del SUC.