Canarias está «respondiendo» a las urgencias hospitalarias desde enero

19/02/2020

El presidente del Gobierno admitió ayer en el pleno del Parlamento que hay un «pico» que congestiona los servicios a causa de la gripe, pero es una situación que «se repite en otras comunidades autónomas». Los cuatro grandes hospitales del archipiélago reciben en esta época unos mil casos casa día

Las urgencias sanitarias de Canarias están «respondiendo a pesar del pico» que se está registrando desde el pasado mes de enero como consecuencia de la gripe y «resolviendo» un problema que es «universal» y para el que hay que hacer un trabajo «integral», una situación que «también está ocurriendo en otras comunidades autónomas. El presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, respondió así de tajante en el pleno del Parlamento a preguntas de los diputados Vidina Espino (Cs), sobre la situación de las urgencias en los hospitales canarios, y Luis Campos (NC), acerca de qué medidas tiene previsto el Gobierno para mejorar la situación de los citados servicios.

Espino acusó al presidente de no querer ver la realidad porque la situación en las urgencias es tan «grave» que hay médicos que se están «marchando» del servicio porque «no aguantan la presión por falta de medios y gestión». «No hay un pico, sino un colapso estructural», criticó la diputada. En las urgencias canarias hay «cien pacientes de media esperando por una cama», criticó la parlamentaria, mientras el Gobierno de Canarias lleva «siete meses nombrando y cambiando gente» con el carnet del PSOE o de los partidos que forman el ejecutivo, aseveró

En contestación Torres invitó a la portavoz de Ciudadanos a escuchar unas declaraciones realizadas por José Pavón, médico responsable del Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias, quien apuntaba «dos verdades absolutas». «Por un lado, que cuando ocurre un colapso en estos meses es un problema universal y que hay que hacer un trabajo integral en Canarias para cambiar lo hecho en los últimos quince años y, por otro, que las patologías graves se están atendiendo en los tiempos adecuados, si bien eso produce molestias en otro tipo de urgencias, por eso cree que habría que calibrar los casos que llegan a estos servicios», recordó el presidente.

«Debo reconocer que tiene razón –dijo el presidente del Ejecutivo canario en alusión a la crítica de Espino– pero usted se equivoca de diana y lo que tiene que hacer –aconsejó– es echar una mano y hacer propuestas proactivas». Ante el pico de gripe en el archipiélago, en los servicios de Urgencias se toman las medidas necesarias para «reforzar los recursos asistenciales», insistió.

El diputado Luis Campos, por su parte, apuntó, que las urgencias sanitarias en el archipiélago «no son la panacea» pero, sin embargo, valoró que el Gobierno haya puesto en marcha algunas medidas en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), no sin preguntar si «se aplicarán en otros centros hospitalarios». «La incomodidad para los usuarios de los servicios de urgencia es evidente» y todo el mundo quiere una respuesta rápida», añadió.

Infraestructura

En este sentido, el presidente del Gobierno abogó por poner en marcha un nuevo plan de infraestructuras sociosanitarias para liberar más camas ya que los cuatro hospitales de referencia –HUC, Candelaria, Insular y doctor Negrín– reciben cerca de mil urgencias diarias para lo que desde el pasado octubre se activó un plan de contingencia para paliar el problema de las urgencias sanitarias.

Además recordó que hay un plan de contingencia que se activó en octubre y que concretamente las gerencias han puesto «más guardias en festivos y fines de semana y se han abiertos nuevos espacios» para afrontar la afluencia de paciente a las áreas de Urgencias. «Las medidas siempre son insuficientes –aseveró Torres– pero cualquier patología grave es atendida con rapidez».