Sanidad se prepara para las altas temperaturas

01/06/2020

Sanidad ha activado este lunes el Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas para prevenir y reducir los efectos negativos del calor sobre la salud, especialmente en los grupos más vulnerables, como mayores, mujeres gestantes, niños y enfermos crónicos.

El plan permanecerá activo hasta el 15 de septiembre, según el Ministerio de Sanidad, que recuerda la importancia de beber agua con frecuencia, aunque no se sienta sed; no abusar de bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal; y permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos.

Recomendaciones

Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, Sanidad pide prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.

Reducir la práctica de actividad física al aire libre a las horas menos calurosas y usar ropa ligera, holgada y que deje transpirar son otras de las recomendaciones de Sanidad.

Tampoco se debe dejar nunca a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado, especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos, y se tiene que consultar al médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas. Hacer comidas ligeras, y mantener las medicinas en un lugar fresco son otras de las recomendaciones.

Alertas

Una de las actuaciones prioritarias del plan es la de alertar a las autoridades sanitarias y a los ciudadanos con la suficiente antelación de posibles situaciones de riesgo, por lo que Sanidad facilitará diariamente a las comunidades autónomas las predicciones de temperaturas, información que también estará disponible en la web del ministerio.

Los ciudadanos podrán suscribirse, a través de la web y hasta el 15 de septiembre, a un servicio para recibir en el correo electrónico y en el teléfono móvil la predicción de las temperaturas y el nivel de riesgo de la provincia solicitada.

El pasado verano hubo 78 días con alerta de algún tipo, y las provincias con mayor número de alertas de cualquier tipo fueron Granada con 55, Zaragoza con 51, y Lleida y Murcia con 42 cada una.

La semana con más alertas fue la comprendida entre el 24 y el 30 de junio, con un total de 80 activaciones de nivel 1 (amarillo o de bajo riesgo), 63 de nivel 2 (naranja o riesgo medio) y 11 de nivel 3 (rojo o de alto riesgo). En once provincias no se superó en ningún momento el nivel 0 de riesgo.

El nivel 3 se activó en 48 ocasiones, y la provincia con mayor número de activaciones de este nivel fue Granada (12). El día 21 de agosto hubo 10 provincias en nivel rojo simultáneamente.

El nivel 2 se activó en 200 ocasiones durante el periodo de activación del plan, y las provincias con más número de niveles naranja fueron Granada (20), Lleida (17) y Zaragoza (17). El 22 de julio hubo 18 provincias en nivel naranja simultáneamente.

El nivel 1 se activó en 505 ocasiones, distribuidas entre 40 capitales de provincia, y Zaragoza (30) fue la que más número contabilizó. El 24 de julio fue la jornada con más alertas amarillas simultáneas: en total en 21 capitales de provincia