Borrar
El tercer pinchazo de Pfizer aumenta de cinco a diez veces la inmunidad

El tercer pinchazo de Pfizer aumenta de cinco a diez veces la inmunidad

La multinacional anuncia que pedirá en breve autorización a la UE y EEUU para la tercera dosis mientras ultima una nueva vacuna contra Delta

Viernes, 9 de julio 2021, 09:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El consorcio Pfizer/BioNTech va a pedir en breve autorización a los reguladores de la Unión Europea y de Estados Unidos para comercializar la tercera dosis de su vacuna contra el covid. Las compañías han anunciado en las últimas horas que se van a enviar en las próximas semanas a la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) y a la FDA (Agencia Estadounidense de Alimentos y Drogas] sus «informes definitivos» sobre sus ensayos propios -todavía no revisados por pares, tal y como exige la comunidad científica- que apuntarían a que la inoculación del tercer pinchazo incrementa los niveles de anticuerpos de cinco a diez veces más contra la cepa original del coronavirus y la variante Beta, la sudafricana.

El gigante farmacéutico, convertido en el principal proveedor de profilaxis para la Unión Europea, y por ende para España, no tiene todavía estudios concluyentes sobre la efectividad entre otras variantes posteriores, en particular la Delta, que está extendiéndose por todo el mundo y que las autoridades sanitarias creen que será predominante en Europa el próximo agosto. Sin embargo, Pfizer aseguró en un comunicado que espera que su tercera dosis tenga un comportamiento similar contra esta mutación que el constatado contra la original o contra la Beta.

No obstante, el consorcio lleva ya semanas desarrollando una vacuna específica con contra la variante india que está comenzando a fabricarse, a partir de la fórmula de ARNmensajero contra la cepa original, en los laboratorios de BioNTech en Mainz, Alemania. La multinacional germano-estadounidense confía en empezar los estudios clínicos sobre la efectividad de esta nueva profilaxis contra Delta este mes de agosto, siempre que los respectivos reguladores autoricen las pruebas en humanos de esta nueva versión.

Dudas de Israel

El anuncio de Pfizer sobre su tercera dosis, el aumento de la efectividad de ese nuevo pinchazo y los trabajos sobre una nueva profilaxis contra Delta llegan solo días después de que el pasado lunes el Ministerio de Sanidad de Israel, uno de los países del mundo con mayor porcentaje de inmunizados y en el que Delta tiene ya una prevalencia del 90%, asegurara que la efectividad de la vacuna de Pfizer había bajado de un 94,3% a un 64% desde la irrupción de la mutación india.

En las últimas horas el jefe científico de Pfizer, Mikael Dolsten, explicó que esa disminución de efectividad probablemente se deba, además del hecho de que Delta es más contagiosa que las mutaciones anteriores, a que la inmensa mayoría de la población de Israel se inoculó entre enero y febrero, por lo que los anticuerpos ya se habrían reducido.

Lo cierto es que los estudios de la propia Pfizer en Estados Unidos, que son los más amplios hasta la fecha, efectivamente muestran un desgaste de la eficacia de la vacuna hasta porcentajes cercanos al 85% a los seis meses después de completar la pauta y ello solo contra los linajes del virus que circulaban en aquel país en la primavera, fundamentalmente el virus original y la variante británica, menos contagiosas que la india, que es la que se expande con mayor velocidad por todo el planeta en la actualidad. No obstante, la efectividad de la fórmula de Pfizer para evitar las hospitalizaciones y los casos más graves de coronavirus provocados por la Delta (los mortales entre ellos) sí que se mantiene sobre el 93%.

Desde mayo

La posibilidad de tener que recurrir a un tercer pinchazo en los próximos meses no coge por sorpresa, ni mucho menos, a los expertos de Salud Pública españoles. Y es que Sanidad, que lleva desde mayo contemplando la posibilidad de tener que empezar a revacunar este mismo año, tiene cerrados acuerdos con los cuatro laboratorios autorizados en la UE (Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen) para la entrega antes del 30 de septiembre de 93,5 millones de dosis, vacunas adicionales suficientes para inmunizar a 55 millones de personas, 8 millones más de la población total del país.

No obstante, para otoño en Sanidad esperan tener disponibles «millones de dosis adicionales» de Pfizer (convertido en socio preferente de la UE) de la partida de 1.800 millones de inyectables firmada la pasada semana por la Comisión para ser suministrados entre 2021 y 2023. Más de 180 millones de estas dosis serán entregadas a España, que ha dicho 'sí' a todas las compras a la multinacional propuestas por la Comisión Europea.

La primera voz cualificada que comenzó a alertar de que la re-vacunación iba a tener que comenzar este 2021 o a la sumo en 2022 fue la del Ugur Sahin, CEO de BionTech, el socio alemán de Pfizer, y 'descubridor' de la profilaxis sobre la que descansa la mayor parte de la estrategia europea. El pasado abril ya adelantó que a los seis meses de la vacunación la inmunidad empieza a descender, por lo que sería necesaria una inoculación de 'recuerdo' a los nueve meses. Un calendario que en España, que comenzó a pinchar de manera masiva la vacuna a partir de finales de diciembre, debería traducirse en el inicio de una nueva campaña a finales de septiembre, unos plazos que en Sanidad, no obstante, ven apurados, habida cuenta de que Pfizer todavía no se ha dirigido todavía a la EMA para pedir autorización para el tercer pinchazo.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios