Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 23 de julio
Doctor Octavio Rodríguez. Especialista en Cardiología de HPS. C7
«Tener corazón no es solo cuidar la salud cardiovascular, sino también cuidar lo que nos rodea»
Cardiología. Día Mundial del Corazón

«Tener corazón no es solo cuidar la salud cardiovascular, sino también cuidar lo que nos rodea»

Viernes, 29 de septiembre 2023, 07:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El corazón es un concepto muy trascendente en medicina, pero probablemente lo es más en la vida real, en el día a día de todos los seres humanos. El corazón nos invita a la vida, no en el sentido figurado como lo mencionan escritores como Flaubert o Joseph Conrad, entre otros, sino porque nos proporciona la energía de la vida y permite que, por los vasos sanguíneos, fluya para seguir ligados al mundo de los vivos.

Con el doctor Octavio Rodríguez, especialista en Cardiología y Medicina de Familia de HPS, y en el Día Mundial del Corazón vamos a conocer algo más sobre su historia, patologías, prevención, control y tratamiento.

Gran parte de lo que sabemos del corazón, su anatomía y funcionamiento, no nos ha sido desvelado con fundamento más que a partir del descubrimiento del médico inglés, William Harvey (1578-1657), que aportó una descripción muy precisa de la circulación de la sangre.

Así pues, con Harvey y Descartes se abandona el corazón como morada del alma para sumergirnos en el paradigma maquinal del corazón actual. En relación a su origen, el doctor Rodríguez recuerda que «uno de los aspectos más intrigantes para todo el que se inicia en el conocimiento del corazón es el papel que desempeña la electricidad en su funcionamiento y el acoplamiento electromecánico. Con la invención del electrocardiograma y otras técnicas se sentaron las bases para una nueva especialidad: la cardiología, en constante desarrollo, para servir a la sociedad y a la ciencia».

«Es recomendable comer sano, hacer deporte, controlar el peso, no fumar ni abusar del alcohol y controlar el estrés para cuidar el corazón»

En relación a las enfermedades que afectan al corazón, en el Siglo XX el infarto adquiere las dimensiones de un «síntoma de la vida moderna»: «Las enfermedades del corazón continúan siendo la principal causa de muerte en la población general y, en concreto, la enfermedad coronaria, que puede manifestarse como angina de pecho, infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca, arritmias o muerte repentina, y es justo la que principalmente podemos prevenir, toda vez que está muy relacionada con la arteriosclerosis y con nuestro estilo de vida», asegura el experto cardiólogo de HPS.

Es conveniente mentalizarse de que, con el paso del tiempo, se va acumulando una mayor predisposición a sufrir entidades o patologías como es la hipertensión, el sobrepeso y la obesidad e incurrimos más en un estilo de vida sedentaria con la consiguiente aparición de hábitos de vida insanos.

Así, en términos prácticos, explica Rodríguez, «si coinciden una o varias circunstancias como las que se mencionan a continuación, puedes hallarte en una situación de riesgo cardiovascular que podría ocasionar una enfermedad cardíaca o vascular que condicione el pronóstico de vida de manera seria si no se le pone remedio».

Colesterol elevado, tensión arterial alta, padecer de diabetes, ser un fumador empedernido, tener sobrepeso u obesidad, no seguir una dieta saludable y no practicar suficiente ejercicio físico son algunas de esas razones...Si, además, la genética que no ayuda o se arrastra una historia familiar prominente de cardiopatías, especialmente si el padre o hermano sufre una enfermedad cardíaca antes de los 55 años o la madre o hermana antes de los 65 años, debe extremarse el cuidado del corazón.

¿Y qué es lo recomendable para mantenerlo sano?, nos preguntamos

«Lo que ya todos sabemos», responde el doctor, antes de añadir lo imprescindible de «comer saludablemente, mantenerse física y mentalmente activos y tener el peso corporal adecuado, dejar de fumar, controlar los niveles de colesterol y de presión sanguínea, no abusar de las bebidas alcohólicas y controlar el nivel de estrés».

Al mismo tiempo, existe un sinfín de proyectos e instituciones, comprometidas en proyectar mensajes al respecto. En concreto, «considero valientes las propuestas de The Imperial College of London (una institución de renombre implicada en dar solución a problemas globales en la sociedad) que propone pequeños cambios en el día a día de cada uno de nosotros para lograr grandes efectos a nivel medioambiental y en nuestra salud. En concreto, recomienda escoger productos frescos, de temporada y de proximidad en nuestra dieta, algo que ayuda a reducir las emisiones de carbono que conllevan el transporte, la preservación y refrigeración prolongadas», relata.

En este sentido, el doctor Rodríguez tiene una amplia lista de recomendaciones: «En lugar de coger el coche para desplazarse en cercanías, mejor ir caminando o en bici y así disfrutamos de los beneficios a nivel físico y emocional del paseo, además de ahorrar algo de dinero. Pequeños cambios en nuestros hábitos domésticos nos ayudarán a ahorrar energía con lo que reducimos nuestra huella de carbono, y ahorramos en la factura de la luz», enumera.

«Hacer de una ciudad como la nuestra, Las Palmas de Gran Canaria, la ciudad más amable y saludable posible, debe ser nuestra prioridad. No es justo que estemos obligados a respirar una atmósfera contaminada de partículas nocivas o el ruido ensordecedor de muchos vehículos a motor», afirma convencido.

En el día Mundial del Corazón, el reconocido cardiólogo de HPS lanza un mensaje tan conmovedor como importante: «Los ciudadanos queremos recuperar nuestra ciudad. Nuestra premisa debe ser la ciudad de las personas, Una premisa que, para cuidar nuestro corazón, se nos exige con urgencia. El deterioro que sufre nuestro entorno más próximo con el calentamiento global condiciona sin duda nuestra salud y la de todos los seres vivos», expresa.

Y ahí está nuestro corazón, que sufre directamente estos efectos, cuantificándose muertes de origen cardiovascular por esta causa.

«Todos estos pequeños gestos ayudan a cuidar nuestra salud, nuestro corazón y nuestro sistema cardiovascular y, lo que es más importante, nos permite alcanzar un objetivo de compromiso por parte de la sociedad para con las futuras generaciones. Esto es tener corazón», sentencia el doctor Octavio Rodríguez.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios