Solo uno de cada 10.000 pinchazos ha producido un acontecimiento adverso grave

Sanidad notifica 314 fallecimientos tras recibir la vacuna, aunque en la gran mayoría de los casos, se deben a la situación clínica previa del paciente

ÁLVARO SOTO y MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

La probabilidad de que un pinchazo de la vacuna acabe produciendo un acontecimiento adverso grave se sitúa en 1 de cada 10.000 casos, según los datos del noveno Informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas Covid-19, hecho público este miércoles por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps), perteneciente al Ministerio de Sanidad.

Tras apenas 46.573 de las 70.186.758 dosis administradas hasta el 13 de octubre se notificaron acontecimientos adversos (el 0,0663%) y en solo 9.430 (0,0134%) estos acontecimientos fueron calificados como graves, cuando esto significa «requerir o prolongar la hospitalización, dar lugar a una discapacidad significativa o persistente o una malformación congénita o poner en riesgo la vida del vacunado».

De hecho, en esta última situación se han computado 314 casos de acontecimientos adversos que «presentaron un desenlace mortal», aunque las causas de estos decesos «son variadas» y en la gran mayoría de los casos, «el fallecimiento se puede explicar por la situación clínica previa del paciente o por otros tratamientos que estuvieran tomando», explica la Aemps. «La vacunación no reduce las muertes por otras causas diferentes a la covid, por lo que durante la campaña de vacunación es esperable que los fallecimientos sigan ocurriendo», añade la agencia.

Los acontecimientos adversos se han dado más en mujeres (74%) que en hombres (26%) y principalmente, en el grupo de edad de entre 18 a 65 años (88%). El 71% ha sido comunicado por profesionales sanitarios y el 29%, por ciudadanos. Respecto a los efectos secundarios generales de la vacuna, el informe de la Aemps sostiene que con la información actualmente disponible, «no se puede establecer una relación causal entre la administración» de Pfizer y Moderna con «trastornos menstruales», aunque sí, en el caso del compuesto de Pfizer/BioNTech, de «eritemas multiformes, parestesias/hipoestesias, astenia, letargia, disminución del apetito y sudoración nocturna».