Empleadas del centro médico guardan las vacunas de AstraZeneca en neveras a su llegada al Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, este lunes / EFE

Sanidad confía en que a partir de marzo conseguirá duplicar la llegada de vacunas

Los informes oficiales cuentan con la inminente autorización a Janssen y en que Pfizer y AstraZeneca dispararán la producción en breve

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Carolina Darias respira ahora tranquila, algo que no pudo hacer su antecesor en el cargo, Salvador Illa. En el Ministerio de Sanidad desde esta semana, ahora sí, están «totalmente convencidos» de que el Gobierno va a poder cumplir su promesa de haber vacunado al 70% de la población al final de verano, incluso antes. Los reportes que la Comisión Europea ha hecho llegar al Gobierno en los últimos días apuntan a que a partir de este mismo mes de marzo se va, al menos, a duplicar el ritmo de llegada de las vacunas, tanto por la incorporación de nuevos laboratorios como por el fuerte incremento de la producción de las tres compañías que ya están sirviendo viales a España y al resto de la UE.

Los números, por primera vez, sí que salen siempre y cuando se cumplan los últimos pronósticos y promesas hechas por Bruselas a Moncloa. Los cálculos oficiales son a día de hoy que España pasará en las próximas semanas del suministro de 4.002.145 dosis previsto para este mes de febrero a alcanzar, al menos, los 8,1 millones de inyectables mensuales durante la primavera. Con ese ritmo de suministro –apuntan los números oficiales de Sanidad- ya no habría problemas para conseguir inocular entre marzo y septiembre las 57 millones de dosis que restarían a finales de febrero para inmunizar a los 33 millones de personas que teóricamente llevarían a España a la ansiada 'inmunidad de rebaño'.

De acuerdo con los documentos oficiales consultados por este periódico, España va a seguir fiando esta primavera buena parte de la vacunación a la fórmula de Pfizer/Biontech, la primera que se distribuyó en el país y de la que han llegado ya 2.528.955 inyectables entre diciembre y febrero. Pues bien, solo en marzo el Gobierno tiene prometido por escrito el suministro de 2,7 millones de vacunas del consorcio germano-estadounidense.

En Sanidad dan por hecho que Pfizer, que en enero tuvo que ralentizar su producción para reajustar sus cadenas a fin de aumentar la fabricación, no fallará en su compromiso porque desde esta misma semana ha comenzado a producir también en los laboratorios de Marburgo (centro de Alemania), que compró a la suiza Novartis el año pasado. BioNTech, según la información facilitada al Gobierno, prevé fabricar en Marburgo en el primer semestre 250 millones de dosis de su vacuna que espera empezar a distribuir a finales de marzo.

La estrategia de vacunación de Sanidad en las próximas semanas, según se desprende de los informes, tendrá otro pilar importante en AstraZeneca, a pesar de la guerra que la compañía tuvo en un principio con la UE y los contratiempos que su vacuna ha provocado después de que se haya vetado su inoculación a los mayores de 55 años por falta de test previos en los análisis clínicos. El Gobierno tiene la promesa de que va a recibir al mes más de las 1.810.575 dosis de la vacuna de la Universidad de Oxford que van a llegar este febrero. El grupo farmacéutico británico –explican en el departamento de Darias- desde luego va a tener capacidad de cumplir sus compromisos porque acaba de asociarse con el laboratorio alemán IDT Biologika para disparar su producción durante el segundo semestre de este año.

Los responsables de Sanidad aseguran que los reajustes hechos al plan de vacunación al no poder inocular la vacuna de AstraZeneca a los mayores mantendrán sin problemas intacto el ritmo de inoculaciones, ya que se va a proceder a inyectar a los grupos de trabajadores esenciales y se calcula que van a ser necesarias no menos de 3 millones de dosis de Oxford para inmunizar a los profesores, policías, militares, bomberos y otros colectivos considerados básicos por las autonomías.

8 de marzo

Sanidad también tiene puestas muchas esperanzas en la formula de Janssen propiedad de Johnson & Johnson. España espera empezar la vacunación con esta profilaxis, que sería la cuarta marca comercial, a mediados de marzo, después de las que la Agencia Europea del Medicamente (EMA) autorice su distribución el día 8 del mes que viene después de que Estados Unidos de luz verde a esta fórmula un poco antes, el 26 de febrero. El Gobierno por el momento, no tiene estimaciones del número de viales que puede servir este laboratorio de forma inmendiata, pero Darias ya avanzó el pasado miércoles a las comunidades que va a ser una «cantidad importante».

España va a contar con cerca de 40 millones de inyectables de la vacuna de Janssen, la Ad26.COV2-S, según los acuerdos cerrados con la UE. La incorporación de esta fórmula podría suponer el acelerón definitivo a la inmunización del país ya que los especialistas están estudiando la posibilidad de que sea necesaria la inoculación de una sola dosis.

Lo que parece claro es que a corto plazo la vacuna rusa, la Spútnik V, no va a llegar a España. Los informes oficiales ni la nombran a pesar de los ofrecimientos de Moscú a la UE y de que la propia Darias se mostró favorable a usarla siempre y cuando la EMA la autorice. Sin embargo, la EMA ha desmentido que esté ya estudiando informes sobre su efectividad, tal y como informó Moscú.