Una sanitaria relaiza una prueba covid a una mujer. / Efe

Recuperan antes el olfato y el gusto los menores de 40 años

Así lo confirma un estudio en curso de la Virginia Commonwealth University (VCU), publicado en el 'American Journal of Otolaryngology'.

R.C. Madrid

El sentido del olfato o del gusto se recupera en un plazo de seis meses para el 80% de los supervivientes de covid-19 que han perdido estos sentidos, y los menores de 40 años tienen más probabilidades de recuperarlos que los adultos mayores, según un estudio en curso de la Virginia Commonwealth University (VCU), publicado en el 'American Journal of Otolaryngology'.

Entre los 798 participantes en la encuesta todavía en marcha sobre la pérdida del olfato y el gusto por covid-19 que habían dado positivo y habían informado de su pérdida, los participantes menores de 40 años recuperaron el sentido del olfato en mayor medida que los mayores de esa edad, informa Europa Press.

El doctor Evan Reiter, director médico del Centro de Trastornos del Olfato y el Gusto del VCU Health y coinvestigador del estudio, subraya que los últimos datos muestran que cuatro de cada cinco participantes, independientemente de la edad, recuperaron el olfato y el gusto en seis meses. «Sin embargo, el 20% sigue siendo mucha gente, teniendo en cuenta los millones de personas que se han visto afectadas por la covid-19». Los síntomas que experimentaron los supervivientes del coronavirus y las enfermedades preexistentes que padecían también ofrecieron información sobre su recuperación. Los que tenían antecedentes de lesiones en la cabeza tenían menos probabilidades de recuperar el sentido del olfato.

La recuperación también fue menos probable para los que tuvieron dificultad para respirar durante la covid-19. Sin embargo, los que padecían congestión nasal tenían una mayor probabilidad de recuperar el olfato. «La mayor probabilidad de recuperar el olfato en los sujetos con congestión nasal es razonable simplemente porque se puede perder el sentido del olfato porque se está muy congestionado y los olores no pueden entrar en la nariz -explica Reiter-. Ciertamente, un subgrupo de esas personas congestionadas podría haber perdido el sentido del olfato simplemente porque estaban muy congestionadas, y no por un daño nervioso debido al virus, como en otros casos».