Un anciano recibe la tercera dosis de la vacuna. / Efe

La pandemia aumenta en un 16% la mortalidad en los países de la OCDE

La esperanza de vida se redujo en 24 de los 30 países con datos comparables, con caídas particularmente importantes en EE UU (-1,6 años) y en España (-1,5 años)

I. CORTÉS

La pandemia ha causado directa e indirectamente un aumento medio de la mortalidad esperada del 16% en los países de la OCDE, tanto en 2020 como en la primera mitad de 2021. Así lo comunicó ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en su informe bienal sobre la salud, que en esta ocasión se centró en las consecuencias del coronavirus. En el documento, se detalla, además, que la esperanza de vida se redujo en 24 de los 30 países con datos comparables, con caídas particularmente importantes en EE UU (-1,6 años, de los 78,9 años en 2019, a los 77,3 en 2020) y en España (-1,5 años, de los 83,9 años de 2019, a los 82,4 de 2020). El informe destaca además que España es que tercer país de la OCDE en ratio de vacunados, con el 79,8% de la población vacunada a uno de noviembre, comparada con el 65% de media de los países de la OCDE.

Por su parte, México figura como el país con las peores cifras de mortalidad de la OCDE desde que comenzó la crisis a comienzos de 2020. En su caso, el aumento del número de fallecimientos triplica la media registrada en la organización. En el país iberoamericano, el alza de la mortalidad ha sido del 54,8%, produciéndose prácticamente 4.500 decesos por cada millón de habitantes más de los que se podían esperar si no hubiera irrumpido la pandemia frente a los apenas 2.000 en el conjunto de la organización.

Según se apunta desde la OCDE, la pandemia también ha tenido un impacto indirecto importante en las personas no infectadas con el virus. Así, la detección del cáncer de mama se redujo en un promedio de 5 puntos porcentuales en 2020 en comparación con 2019, en los países de la OCDE con datos disponibles, mientras que el número medio de días en lista de espera aumentó en promedio 58 días para el reemplazo de cadera y 88 días para el reemplazo de rodilla en 2020, en comparación con 2019.

El informe señala también que el impacto de la pandemia en la salud mental ha sido enorme, con una prevalencia de ansiedad y depresión de más del doble de los niveles observados antes de la crisis en la mayoría de los países con datos disponibles, sobre todo en México, Reino Unido y EE UU.