Sanitarios madrileños trasladan a un paciente al Hospital 12 de Octubre. / REUTERS

Los contagios siguen disparados con 2.987 en las últimas 24 horas

La cifra de infectados bate otro récord diario desde que decayó el estado de alarma pero se ha estabilizado en las últimas 48 horas

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

El coronavirus sigue campando a sus anchas por todo el país aunque su expansión ha empezado a estabilizarse en las últimas 48 horas. El Ministerio de Sanidad ha notificado este viernes 2.987 nuevos contagios detectados por PCR durante la jornada anterior, un número similar al registrado el pasado jueves (2.935) pero que rompe por segundo día consecutivo el récord de casos diarios desde el final del estado de alarma. Pese a todo, la cifra total asciende ya a 342.813 afectados por la covid-19 desde el inicio de la crisis sanitaria y sigue dejando a España como el país con más contagios de Europa occidental (seguido de Reino Unido con 313.798).

Si embargo, el hecho de que los datos se sostengan en torno a los 3.000 casos durante 48 horas seguidas puede ser un espejismo que signifique, como reflejan las gráficas del informe, que cada vez se detecta a un mayor porcentaje de personas con síntomas de la enfermedad (al principio de la desescalada estos no suponían más de un 30% y ahora mismo se encuentran en torno al 50%). Un hecho que también responde a que el aumento de los infectados hace que sea más complicado para las comunidades rastrear los contactos de estos.

Por regiones, Madrid sigue encabezando la lista con 731 nuevos casos detectados, aunque baja en casi un centenar de infectados diarios respecto al jueves. Las autoridades sanitarias de la región iniciarán a partir de la semana que viene una campaña de test masivos y aleatorios en los barrios más afectados de la capital para intentar frenar el que actualmente es el mayor foco epidemiológico del país.Le siguen Aragón, que con 481 nuevos contagios se aleja de las alarmantes cifras que registró en las últimas semanas; País Vasco (480); Andalucía (244),Cataluña (169) y la Comunidad Valenciana (170).

La incidencia acumulada, uno de los parámetros que indican el nivel de transmisión de la pandemia, se mantiene como un valor al alza. Si el jueves este indicador estaba situado en los 104,73 positivos por cada 100.000 habitantes a lo largo de 14 días, este viernes ha escalado hasta los 109,27.

En cuanto al número de fallecidos, Sanidad ha notificado 62 nuevas muertes con fecha de deceso a lo largo de los últimos siete días, que se concentran principalmente en Madrid (23) y Aragón (12), mientras que el resto de regiones registraron menos de cinco víctimas en la última actualización del informe. Oficialmente, la pandemia ha matado en España a 28.617 personas.

Ocupación hospitalaria

Un día después de que varias asociaciones médicas alertara de un posible colapso sanitario en otoño si no se empezaban a tomar medidas coordinadas – como las que se han tomado este viernes– el número de hospitalizaciones sigue creciendo. Según el documento facilitado por el Ministerio que dirige Salvador Illa, 953 pacientes han requerido hospitalización en a lo largo de la última semana, un dato especialmente alarmante, de nuevo, en Madrid (228) y Aragón (199). En cuanto a las UCI, las camas que miden la verdadera fortaleza del sistema de salud, estas acogieron a 46 nuevos enfermos graves en los últimos siete días (cinco menos que los declarados el jueves pasado).

El director del Centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón, defendió el jueves que el sistema sanitario está «lejos» del colapso que se vivió en a finales del mes de marzo y principios de abril. El epidemiólogo cifra en un 3% la ocupación hospitalaria actual, lo que se traduce en más de 4.000 pacientes ingresados en planta y 429 en UCI, cuando al inicio de la semana estas cifras se situaban en 2.356 ingresados en camas convencionales y alrededor de 300 en unidades de críticos.