El doctor Julián Tamayo, de la Unidad de Endocrinología de Hospital Perpetuo Socorro

Hospital Perpetuo Socorro. Unidad De Endocrinología

Liraglutida, el fármaco más eficaz para perder peso siempre con ayuda del especialista

Hospital Perpetuo Socorro aplica un nuevo tratamiento inyectable cuya tasa de éxito en el plan de pérdida de peso supera el 70%

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Se estima que para 2030, alrededor de 27 millones de adultos españoles tendrá problemas de obesidad o sobrepeso. Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Asturias es la región española con la tasa de obesidad en adultos más alta (26%) e Islas Baleares con la más baja (10%). En el caso de Canarias (20%), uno de cada cinco adultos padece obesidad.

Si bien la cirugía bariátrica es por el momento la técnica quirúrgica más extendida para la pérdida de peso, el avance médico-científico ha permitido el desarrollo de los primeros fármacos altamente eficaces para la eliminación de grasa y que representan una alternativa real a la cirugía.

«Los nuevos tratamientos inyectables como la Liraglutida abordan la hormona GLP-1, que regula la sensación de placer que nos producen ciertos alimentos, por lo que han demostrado ser aliados eficaces para la pérdida de peso en pacientes con obesidad, facilitando la eliminación de grasa de forma más rápida al tener ese control sobre el apetito», señala el doctor Julián Tamayo, especialista de la Unidad de Endocrinología de Hospital Perpetuo Socorro.

Es el medicamento más efectivo que existe hoy en Europa para la pérdida de peso

«En HPS, la tasa de éxito de este medicamento dentro del plan de pérdida de peso supera el 70% y puede, en algunos casos, llegar a ser incluso tan efectivo como algunas técnicas quirúrgicas para algunos pacientes», explica el especialista.

En su experiencia como endocrino ha visto pérdidas de peso de más de un 15% del peso graso, llegando en algunos casos hasta el 40% y hasta 50 kilos con este fármaco, acompañado siempre de un equipo de profesionales en salud para llevar a cabo un tratamiento integral. Y es que este último aspecto es precisamente algo a destacar de Hospital Perpetuo Socorro, ya que, como asegura Tamayo, la existencia de un equipo multidisciplinar formado además de por el endocrino, por especialistas en nutrición y psicología es «algo importantísimo y que debería ser fundamental en todos los centros donde se realizan estos tratamientos».

Con sesiones individuales y personalizadas, el equipo aborda desde factores que tienen que ver con la ansiedad, hasta hábitos comportamentales o formas de cocinar, de manera que el paciente pueda resolver los problemas que pueden contribuir a la ganancia de peso. El doctor Tamayo hace énfasis en la importancia del seguimiento y acompañamiento de cada caso individual: «Debe ser siempre el médico el que indica la dosis adecuada en cada momento y en función de la evolución y los progresos del paciente», subraya.

Todavía hay muy pocos tratamientos inyectables, por lo que la Liraglutida, aprobado por la Agencia Europea del Medicamento en 2016, es «de los más efectivos que actualmente existen en Europa», asegura el doctor Tamayo. Junto al asesoramiento y acompañamiento de un buen equipo médico es de gran utilidad para tratar de forma efectiva la obesidad y favorecer hábitos de vida saludables.

Estilo de vida saludable, la prioridad

Más allá de la pérdida de peso se trata de que los pacientes que padecen obesidad alcancen uno estilo de vida saludable que contribuya a proteger su salud. Por ello su compromiso es muy importante, ya que los planes de pérdida de peso constan de cuatro pilares clave: la dieta, el ejercicio físico, el medicamento y la constancia.

HPS aplica un tratamiento integral, con un equipo multidisciplinar de especialistas en nutrición y psicología

El deporte es un factor «clave», asegura, para el éxito de este tratamiento conjunto: «Una buena proporción de los casos que fracasan es porque el paciente no inicia la actividad física y la vida saludable», recalca. El adelgazamiento acompañado de ejercicios de fuerza «ayuda a un resultado más perdurable en el tiempo y más estético» ya que la piel se adhiere mejor al músculo y se elimina parte de la flacidez.

Cómo actúa la Liraglutida en el cerebro

La Liraglutida surgió para el tratamiento de pacientes diabéticos porque ayuda a controlar los niveles de azúcar, pero en estudios posteriores se descubrió que también tiene efectos importantes en el control del apetito, la ansiedad y en la pérdida de peso.

El medicamento actúa a varios niveles, en el cerebro, sobre los centros de recompensa positiva en los que funcionan los alimentos altamente calóricos, por lo que el paciente siente menos necesidad de ellos. Además, ayuda a mejorar marcadores de inflamación, protege el corazón y sirve para disminuir la grasa visceral, aquella que se encuentra en los órganos y que causa las complicaciones cardiovasculares.

Se administra en dosis que se inyectan una vez al día, a nivel subcutáneo y de forma similar a la insulina, con una aguja microscópica de 6 milímetros que no produce dolor. La duración del tratamiento puede oscilar entre 6 meses y año y medio y la determinan los especialistas antes de comenzar.

La obesidad es un fenómeno complejo que involucra una respuesta del cerebro a los niveles hormonales, picos de insulina, alteraciones en la digestión y otras señales neurogénicas. Según Tamayo, «el cerebro es el mejor aliado para la pérdida de peso, por lo que entrenarlo es vital».

En definitiva, interiorizar buenos hábitos y un asesoramiento y acompañamiento hasta que el paciente «se siente seguro para asimilar el cambio y seguir solo, con un nuevo modo de vida saludable», concluye.