Los más jóvenes, felices tras vacunarse