Varias mujeres protegidas con mascarillas pasean junto a la playa / Efe

Los brotes de Aragón y Cataluña disparan los contagios a niveles del confinamiento

Sanidad reconoce que los brotes activos ascienden ya a 158 con casi 2.000 «casos asociados»|Aragón admite encontrarse ya ante una «nueva onda epidémica» y pide a los vecinos de Zaragoza que no salgan de la ciudad

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

España sigue batiendo récord de contagios día tras día en esta 'nueva normalidad', espoleada por los tres grandes focos infectivos de Cataluña (en la comarca ilerdense de la Segriá, L'Hospitalet y ahora, sobre todo, el área metropolitana de Barcelona) y Aragón (con los clusters en varias comarcas de Huesca y en la ciudad de Zaragoza).

Ambas comunidades sumaron el 70% de los 580 comunicados este jueves por el Ministerio de Sanidad. Cataluña registró 142 casos, mientras en Aragón fueron 266.No obstante, un día más las cifras del Gobierno central no casaron con las de las autonomías. Solo Cataluña comunicó 928 nuevos casos en las últimas 24 horas, con 250 nuevos contagios (141 más que ayer) en el área metropolitana de Barcelona. La ciudad condal, que sufre 29 brotes simultáneos activos, ya se plantea limitar la «actividad social», sobre todo en el ocio y hostelería, aunque descarta el confinamiento.

En Aragón, cuyas autoridades reclamaron hoy a la ciudadanía no salir de la ciudad de Zaragoza ni de la comarca Central y pasaron fase 2 a la localidad de Barbastro, reconocieron que se enfrentan ya a una «nueva onda epidémica», sobre todo porque en la capital maña el número contagios se está duplicando cada dos o tres días.

Al margen de la más que delicada situación en estas dos comunidades, estos 580 nuevos contagios oficiales a nivel nacional suponen el tercer día consecutivo de subida en el número de infectado. Pero, sobre todo, son la mayor cifra de nuevos contagios,no solo desde el final de la desescalada el pasado 21 de junio, sino desde el domingo 10 de mayo, un día antes de que España comenzara el plan de desconfinamiento hacia la 'nueva normalidad'.

También este jueves todos los indicadores que muestran la evolución de la pandemia empeoraron de manera significativa. En particular, fue muy negativo el número de casos con fecha de diagnóstico en los últimos 7 días, el parámetro que miran muy de cerca los expertos de Sanidad. Este indicador se disparó hoy hasta los 1.023 positivos. Se trata de una cifra sin paragón desde el inicio de la desescalada. Son siete veces más de contagiados que lo que se notificaba el jueves 18 de junio, hace exactamente cuatro semanas.

244 racimos infectivos

Y es que los focos siguen creciendo día a día. Ninguna comunidad se salva ya de los rebrotes de la 'nueva normalidad' y solo 11 de las 52 provincias por ahora han logrado esquivar estos nuevos racimos infectivos. Según el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). Fernando Simón, este jueves había activos en España un total de 158 focos con 1.973 «casos asociados», frente a los 121 que contabilizaba el pasado lunes. En total, desde el inicio de la desescalada, Sanidad ha localizado 224 clusters, por lo que 66 brotes ya habría sido declarados extintos. Casi el 50% de los contagios de vinculados a estos brotes son trabajadores temporeros, pero la gran mayoría de los focos contabilizados hasta hoy por Sanidad proceden de reuniones familiares o locales de ocio

«Está habiendo transmisión comunitaria. Es preocupante, pero hay indicios de que las medidas que se están aplicando pueden tener efecto porque se están controlando los contactos», apuntó hoy Simón, quien insistió en que esta «transmisión comunitaria», sobre todo en Aragón y Cataluña hace necesaria medidas más contundentes. No obstante, destacó que estos importantes focos no están tensionando los sistemas sanitarios y asistenciales porque se trata de personas mucho más jóvenes que en la primera oleada y con sintomatología mucho menor. Es más el 70% son asintomáticos.

El responsable de Sanidad se mostró convencido de que tanto en Cataluña y Aragón la restricción de movimientos que ya plantean las autoridades conseguirá en unos días embridar esa temida transmisión comunitaria. Sino –avisó- habrá que tomar «medidas de control que nadie quiere».