Estudian los efectos del volcán de La Palma en la salud respiratoria

Está previsto que participen más de 2.000 personas en la investigación

EFE Santa Cruz de Tenerife

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha anunciado este jueves la puesta en marcha de un estudio para conocer los efectos que la erupción volcánica que el pasado 19 de septiembre se inició en La Palma ha tenido en la salud respiratoria de la población de la isla.

Un estudio en el que está previsto que participen más de 2.000 personas y que, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, es el más ambicioso planteado hasta ahora sobre los efectos de una erupción volcánica en la salud respiratoria de la población, tanto por el número de participantes como por la cantidad de parámetros a medir y por el tiempo de seguimiento previsto, cinco años.

La erupción volcánica se produjo en el municipio del El Paso y el 25 de diciembre de 2021 el Instituto Geográfico Nacional dio por finalizada la erupción volcánica.

Se trata del estudio 'Ashes', palabra que en inglés quiere decir cenizas y cuyo título completo es 'Análisis de la exposición y los efectos sobre la salud respiratoria de la erupción volcánica en Canarias' ( Analysis of Exposure and Respiratory Health Effects of Volcanic Eruption in the Canary Islands).

El trabajo lo lideran investigadores de Separ y en su desarrollo participará un grupo multidisciplinar de 20 profesionales expertos en Enfermedad Pulmonar de Obstrucción Crónica (EPOC), asma, patología intersticial, enfermedades ocupacionales y medioambientales, así como epidemiólogos.

Para llevar a cabo este estudio se realizará un cuestionario a todos los participantes, a quienes también se harán pruebas de función respiratoria y se les tomarán muestras biológicas para determinar marcadores de exposición a los productos de la erupción volcánica.

Según los responsables de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, el estudio tiene un diseño epidemiológico muy cuidado y pretende formar cuatro grupos de investigación.

De ese modo, un grupo estará formado por personas muy expuestas al efecto de la erupción volcánica, con dos subgrupos, uno de personas con acceso a la zona de exclusión y otro de personas dedicadas profesionalmente a la recogida de ceniza volcánica.

El segundo grupo estará integrado por población general que ha residido en la zona más cercana a la erupción, que será comparada con población que reside en la zona de La Palma más alejada de la zona eruptiva.

Un tercer grupo lo constituirá población pediátrica que ha residido en la zona más cercana a la erupción, comparada frente a niños residentes en la zona más alejada de la zona eruptiva.

Y el cuarto grupo estará compuesto por personas enfermas de patología respiratoria como EPOC, asma o patología intersticial difusa, diagnosticados previamente a la erupción volcánica, en los que se comparará el efecto de la erupción con sus valores clínicos antes de la misma (un diseño denominado de tipo pre-post).

Separ se planteó impulsar el proyecto Ashes en noviembre de 2021, cuando el volcán Cumbre Vieja de La Palma estaba en plena erupción, y para llevarlo a cabo se ha constituido un grupo de expertos multidisciplinar con profesionales con experiencia investigadora en las diversas facetas de las enfermedades respiratorias, diseño de estudios epidemiológicos y en el análisis de compuestos tóxicos volátiles.

El grupo cuenta con 20 profesionales especialistas en EPOC, asma, patología intersticial, enfermedades ocupacionales y medioambientales, además de con epidemiólogos y con la colaboración del Centro Nacional de Sanidad Ambiental.

Asimismo, se ha diseñado un protocolo de investigación que fue aprobado por el comité ético de Investigación Clínica de Tenerife en febrero de este año.

Los investigadores principales de este estudio, todos miembros de Separ, son Alberto Ruano Raviña; la neumóloga pediátrica del Hospital Universitario de Canarias Valle Velesco y el enfermero especialista en patología respiratoria del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria y coordinador del área de enfermería respiratoria de Separ, David Díaz.