Un grupo de personas esperan en una fila en un centro de salud madrileño. / EP

España supera los ocho millones de contagiados

Sanidad notifica este viernes 162.508 nuevas infecciones y 139 muertes, mientras la incidencia sube a 3.192 casos

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

España cerró este viernes la semana con un nuevo máximo histórico en la incidencia acumulada, que llegó a los 3.192,46 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, 26 más que el jueves. Pero por primera vez desde mediados de diciembre, en el horizonte aparece una buena noticia. Los datos semanales constatan una ralentización en el crecimiento de la incidencia. Si entre el 3 y el 7 de enero, el indicador creció 427 puntos, entre el 10 y el 14 lo hizo en menos de la mitad, 203.

Mientras, la incidencia a 7 días se sitúa en los 1.654 casos, un poco por encima de la mitad de la de 14, lo que permite intuir que, si no se produce un inesperado cambio de tendencia, el pico de la sexta ola puede alcanzarse en las próximas jornadas.

El grupo de edad con la incidencia más alta es el de 20 a 29 años, con 4.250,70 casos, seguido por los de 40 a 49 (3.926,69); los de 30 a 39 (3.891,10) y los de 12 a 19 (3.679,03). En el lado opuesto está el colectivo de 70 a 79 años, con 1.456,35 casos.

En la comparación internacional, España ya no es el país europeo con la incidencia más alta. Por delante están Francia (4.047 casos), Portugal (3.933), Italia (3.506) y Reino Unido (3.456).

Pero ahí acaba la parte optimista del informe de Sanidad de ayer, que en todas las demás tablas continúa ofreciendo datos negativos. El número de contagios marcó el segundo máximo diario de la pandemia, con 162.508 nuevas infecciones, que elevan el total de casos desde el inicio de la pandemia, con prueba positiva, por encima de otra barrera, los ocho millones: 8.093.036. De ellos, 180.272 han sido sanitarios, que han sumado 5.340 infecciones en los últimos siete días.

Los fallecimientos continúan en la misma línea de los días anteriores, con 139 muertes notificadas en las últimas 24 horas. El total de decesos desde marzo del 2020 asciende a 90.759, según las estadísticas oficiales del Ministerio de Sanidad.

Y otra señal que muestra las dificultades para controlar la nueva ola está en la tasa de positividad de los test, que se sitúa en el 40,96%. La Organización Mundial de la Salud considera que si este indicador está por encima del 5%, la enfermedad está en transmisión comunitaria.