Prueba PCR. / r.c.

España alcanza los 5 millones de casos

La incidencia acumulada sube casi 2 puntos durante el fin de semana

MELCHOR SÁIZ-PARDO

España superó este lunes los cinco millones de casos oficialmente registrados. Exactamente fueron 5.002.217 positivos. O lo que es lo mismo, casi un 10% de la población española ha sido contagiada desde que en marzo de 2020, hace ya cerca de 20 meses, comenzara la crisis sanitaria. Con estas cifras -que probablemente sean mucho mayores porque, sobre todo al inicio de la pandemia, decenas de miles de infectados no fueron nunca diagnosticados por falta de pruebas-, España se consolidó este lunes como el décimo país con más infectados declarados del planeta, solo por detrás de Estados Unidos, India, Brasil, Reino Unido, Rusia, Turquía, Francia, Irán y Argentina.

España alcanzó el listón de los cinco millones de positivos justo cuando crece el temor de que el país se encuentre ante una nueva embestida del virus que pueda desatar una nueva ola, que sería la sexta. A pesar de que el país está en el grupo de cabeza del ránking mundial con más del 90% de la población 'diana' ya inmunizada, la incidencia acumulada (IA) a 14 días, se elevó casi dos puntos, pasando de los 44,49 casos por cada 100.000 habitantes del viernes a los 46,38 de este lunes.

La incidencia creció en todas y cada una de las franjas de edad, aunque no más de tres puntos, y en la mayoría de los territorios. El incremento de la IA fue especialmente severo en Navarra, con nueve puntos de incrementos, y Baleares y Valencia, con cinco enteros de crecimiento. De seguir con este ritmo, en Sanidad temen que esta misma semana España en su conjunto abandone la zona de riesgo bajo y entre de nuevo a la de riesgo medio (más de 50 casos de IA), que había dejado el pasado 6 de octubre cuando todavía la quinta ola estaba en retroceso.

Aunque la incidencia acumulada creció, lo cierto es que los datos de contagios no vivieron un repunte que haga temer un rebote, al menos inmediato. Sanidad notificó 4.485 nuevos casos durante el fin de semana, una cifra incluso ligerísimamente menor que la registrada el lunes de la pasada semana cuando se contabilizaron 4.492 contagios.

No exponencial

Los indicadores profundos de las estadísticas de Sanidad (los que anticipan tendencias), a pesar de que certifican que el virus está en cierta expansión, tampoco apuntan a un crecimiento exponencial de la pandemia, tal y como ocurrió en las anteriores olas tras tocar el suelo. La incidencia acumulada a siete días, se colocó este lunes en 23,92 casos cada 100.000 habitantes, ligeramente por encima de la mitad de la IA a 14 días, lo que 'a priori' descarta a corto plazo un crecimiento desbocado del virus.

Menos optimista fue la positividad, el porcentaje de pruebas positivas sobre el total de test realizados. Este indicador, que lleva creciendo desde el 11 de octubre, escaló desde el 2,23% del viernes al 2,44% de este lunes, lo que certifica que la transmisión del virus crece, aunque no se dispare.