Fernando Simón. / Efe

Simón: «La situación es realmente buena, la transmisión se está controlando»

Los contagios se reducen hasta los 134 aunque España alcanza los 58 «brotes abiertos», aunque solo están 40 activos

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

La España de la 'nueva normalidad' sigue azotada por un continuo goteo de focos del coronavirus, que hoy alcanzaron los 58 «brotes abiertos», pero la pandemia sigue remitiendo. De hecho, el número de nuevos contagios se redujo en las últimas horas, pasando de los 149 del miércoles a los 134 de este jueves. Y es que, a pesar de que los clusters siguen apareciendo casi cada día, Sanidad cree que la tendencia de leve repunte vivida durante la pasada semana se está «revirtiendo» ya que fue exclusivamente fruto del mayor número de pruebas de detección, por lo que las cifras de la pandemia, siempre según el departamento que dirige Salvador Illa, vuelven a estar muy controladas en las últimas jornadas.

«A nivel nacional la situación es realmente buena porque la transmisión local se está controlando», aseguró hoy tajante el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, quien destacó que «la transmisión comunitaria es muy residual y es mucho menor que hace unos semanas». «Estamos más tranquilos que la pasada semana», confesó. «En los últimos dos o tres días más del 60% de los casos detectados son asintomáticos, lo que supone un avance en el seguimiento y control de los brotes», se felicitó el especialista.

Aun así, Simón llamó a extremar la precaución, sobre todo ante la situación internacional. Aunque España solo ha registrado 56 casos importados en los últimos días y «Europa va muy bien, el resto del mundo va de regular a mal».

Las estadísticas del CCAES de este jueves respaldarían en parte el optimismo de Fernando Simón. Lo s indicadores usados por los epidemiologos para controlar la evolución de la pandemia en su mayoría son mejores que los de la pasada semana, pero no son tan buenos como lo fueron a mediados de junio, cuando la epidemia pareció tocar suelo. Es el caso de medidores como la incidencia acumulada de casos diagnosticados cada 100.000 habitantes, los positivos con fechas de inicio de síntomas en la última semanas o los casos detectados en los últimos 14 días. Esos tres indicadores empeoraron hoy.

Así las cosas, el número de focos activos en el territorio nacional ascendió este jueves a 40, tras haberse confirmado tres nuevos racimos infectivos diferentes en Andalucía y Baleares. Desde el inicio de la desescalada cuando el 11 de mayo la totalidad del país pasó a la fase 1, se han detectado un total 65 agrupamientos en 15 comunidades autónomas y 27 provincias diferentes, aunque solo 58 siguen siendo«brotes abiertos», según Simón. No obstante -insistió el epidemiólogo- a pesar de que estos clusters no se hayan dado por cerrados, la mayoría «no son de interés» para el CCAES porque ya están perimetrados y controlados.

Solo La Rioja y Asturias siguen esquivando los rebrotes, si bien en el principado se rompió hoy la racha de 20 días sin notificar un solo positivo, tras detectarse un caso importado desde Galicia. El contagio se habría producido en A Mariña (Lugo), donde ya hay más de 47 personas contagiadas y 500 confinadas.

Según los recuentos de las comunidades y el Ministerio de Sanidad las últimas horas se declararon al menos tres nuevos focos. Granada, que es ya la provincia con más fuentes infectivas declaradas tras el fin del estado de alerta, sumó hoy 2 nuevos brotes de coronavirus en la capital con 5 y 6 infectados, respectivamente, con lo que asciende a 8 el número de clusters detectados en al área metropolitana de la ciudad nazarí.

Los focos de Granada han convertido a Andalucía a la comunidad con mayor número de racimos infectivos, con 13, entre ellos el de la ciudad de Málaga con 105 casos confirmados, vinculado al Centro de Acogida de Emergencia y Derivación gestionado por Cruz Roja. Este foco es el segundo mayor rebrote de España después del declarado entre los temporeros de Huesca que ya se ha cobrado 345 infectados y que mantiene a cuatro comarcas aragonesas en la fase 2 de la desescalada.

El otro rebrote notificado hoy fue una agrupación de casos d e ámbito familiar en la localidad mallorquina de Inca con 3 positivos y con 12 contactos estrechos en vigilancia.