Unos sanitarios se preparan para atender a enfermos con Covid. / Efe

Aumentan a 149 los contagios diarios en España con 37 brotes activos

Los nuevos focos han provocado que las infecciones crezcan un 22 % en los diez primeros días de la nueva normalidad

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Los rebrotes de coronavirus siguen extendiéndose como una mancha de aceite por todo el país. Los nuevos focos de la Covid ya salpican a 27 provincias y a 10 comunidades autónomas. España contabilizó este miércoles 37 brotes activos de los 62 declarados desde que el 11 de mayo comenzara la desescalada con el paso de todo el territorio nacional a la fase 1.

Con este volumen de focos, los contagios repuntaron hasta los 149 diarios en las últimas horas tras tres días de bajadas. Se trata de un importante aumento con respecto a los 99 casos del martes, a pesar de que la mayor parte de los racimos infectivos están perimetrados y estabilizados, con lo que no están habiendo una transmisión generalizada en la mayoría de estas zonas. Aun así, España se acerca ya al cuarto de millón de infectados oficiales, exactamente 249.659.

Madrid, la comunidad más golpeada desde el inicio de la crisis sanitaria, encabezó la lista con 40 infecciones, seguida de las tres autonomías que más están sufriendo los rebrotes de la 'nueva normalidad': Andalucía, con 21 nuevos casos; Aragón, con 20; y Cataluña, con 17, casi todos procedentes de los continuos focos de menor envergadura que se están declarando en Lleida.

Más castigadas

Uno de los nuevos brotes de importancia de este miércoles se localizó en Granada, una de las provincias más castigadas en estas semanas con seis agrupamientos infectivos. El nuevo foco, con seis contagiados se ubicó en el área metropolitana de la ciudad nazarí, y es el sexto clúster infectivo en la zona. Andalucía, tras este nuevo foco, suma ya 11 agrupaciones de contagios desde que comenzó la desescalada y se ha convertido ya en la comunidad con más clusters.

Otro de los brotes de importancia notificado se produjo en Badajoz. Allí u na fiesta privada el 26 de junio dejó cinco infectados en la ciudad y otro más en Mérida.

En Palma de Mallorca se declaró un tercer racimo de contagios con cinco personas infectadas: un primer paciente, un conviviente y tres contactos estrechos.

Diez días

Los 149 casos declarados hoy hicieron que el número total de contagios en las diez jornadas transcurridas desde que España entrara el pasado 21 de junio en la 'nueva normalidad' ascienda a 1.418. Se trata de un 22% más de positivos que los registrados durante los diez últimos días de la desescalada, cuando se notificaron 1.162 positivos entre el 11 y el 20 de junio.

Que la situación de la pandemia ha empeorado ligeramente desde que acabaron las restricciones del estado de alarma es una realidad de la que vienen alertando durante la última semana multitud de indicadores, más allá del número de infectados diarios. Pero esos mismos marcadores reflejan que la evolución de la epidemia, aunque parece haber tocado suelo, no está fuera de control. Al menos, por el momento.

Así, el número de casos con fecha de inicio de síntomas en los últimos siete días, el parámetro que mejor mide el estado de una pandemia, descendió hoy a 293, la cifra más baja desde el pasado viernes. No obstante, este indicador sigue siendo más del doble de los 143 casos que se vieron a mediados del pasado junio, cuando la transmisión del virus parece que llegó a los mínimos de la serie histórica.

Lo mismo ocurre con la 'incidencia acumulada', el parámetro que mide el número de positivos diagnosticados en las ultimas dos semanas cada 100.000 habitantes, y que ayer descendió ligeramente hasta los 8,47 casos. No obstante, lejos de los niveles de hace quince días.

En cuanto a la mortalidad, Sanidad sumó hoy 8 fallecidos en las últimas horas y 19 finados con fecha de deceso en la última semana. El departamento que dirige Salvador Illa contabilizó 28.363 víctimas mortales desde el inicio de la pandemia, una cifra que está muy por debajo de los más de 40.000 muertos que apuntan las estadísticas del INE, el Instituto Carlos III o los estudios de las funerarias.