La Agencia Europea del Medicamento autoriza la vacuna de Janssen, la primera monodosis

Darias promete que España contará en el segundo trimestre con, 5,5 millones de dosis de los 21 millones comprados a la farmacéutica

MELCHOR SÁIZ-PARDO | ÁLVARO SOTO Madrid

Europa ya tiene su cuarta vacuna y su primera fórmula monodosis. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorizó este jueves la distribución de la profilaxis de Janssen en la Unión Europea, la Ad26.COV2-S, según informó el organismo, que destacó la seguridad de este compuesto, ya que solo ha mostrado «efectos secundarios generalmente leves o moderados» que desaparecieron un par de días después de la inoculación. Esta vacuna se une a las desarrolladas por las compañías Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca, que ya se están inoculando entre los 27.

España, dentro de los acuerdos cerrados por la Comisión Europea que ha adquirido 200 millones de dosis, espera contar con 21 millones de inyectables de esta fórmula de la filial belga del gigante norteamericano Johnson & Johnson. Un volumen que, según los acuerdos, sería ampliable a una cantidad similar en un futuro. Aunque en febrero en sede parlamentaria, la titular de Sanidad, Carolina Darias, anunció que la distribución de las dosis de Janssen comenzaría en abril, lo cierto es que en el Gobierno español hay dudas sobre el calendario exacto de la llegada de inyectables, ya que el laboratorio avisó la semana pasada de reajustes en la producción dirigida a la UE. En cualquier caso, la titular de Sanidad se mostró convencida hoy de que en el segundo trimestre España recibirá, al menos, 5,5 millones de dosis del compuesto de esta farmacéutica.

A finales de enero Janssen anunció que sus estudios apuntan que su fórmula, basada en la tecnología del adenovirus humano 26, tiene una «eficacia general» en la prevención de la enfermedad, en un gran ensayo contra múltiples variantes realizado en tres continentes. En las pruebas, en las que participaron casi 44.000 voluntarios, el nivel de protección contra la covid-19 moderada y grave varió del 72% en Estados Unidos a un 66% en América Latina y solo un 57% en Sudáfrica, desde donde se ha propagado la nueva cepa muy contagiosa.

La eficacia de esta vacuna, por tanto, está muy por debajo del 95% que presentan su dos grandes rivales ya autorizadas en EE UU y la UE (Pfizer/BionTech y Moderna) pero tiene la ventaja de que es una profilaxis de una sola dosis y que su transporte y mantenimiento es muy sencillo. Puede permanecer estable durante dos años a -20 grados centígrados, y durante al menos tres meses en la mayoría de las neveras estándar, a temperaturas entre 2,2 y 7,7 grados centígrados, a diferencia de lo que ocurre con las otras tres vacunas que ya se están distribuyendo entre los 27.

Estos dos factores –la necesidad de una sola dosis y su fácil conservación- unido al hecho de que esta cuarta fórmula puede administrarse a cualquier grupo mayor de 18 años han hecho que en Sanidad confíen en que la llegada de la formula de Janssen sirva para imprimir un impulso decisivo a la campaña de vacunación para conseguir el objetivo prometido de tener al 70% de la población del país vacunada para finales de verano.

En el desarrollo de esta vacuna ha jugado un papel importante España, ya que los ensayos de fase 2 y fase 3 se han desarrollado en hospitales de Madrid, Barcelona, Santander y Pamplona.