El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. / Reuters

La OMS: el coronavirus puede transmitirse por el aire en lugares cerrados

Hasta ahora, la entidad internacional consideraba que la fuente de contagio principal eran los gotas de saliva proyectadas al hablar o estornudar

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cambia de criterio y admite que el coronavirus puede transmitirse por el aire. Aunque no existe todavía una evidencia científica sólida, cada vez más estudios apuntan a que el SARS-CoV-2, el virus que provoca la Covid-19, puede contagiarse en lugares cerrados, con escasa ventilación y con mucha gente, y la entidad internacional se ha hecho eco por primera vez de estas investigaciones.

«Reconocemos que existe una evidencia creciente en este campo, así como en muchos otros relacionados con este coronavirus. Por ello, tenemos que estar abiertos a estos hallazgos y entender sus implicaciones sobre la forma de transmisión del virus y las precauciones que se deben tomar», ha afirmado la coordinadora de Prevención de Infecciones de la OMS, Benedetta Allegranzi, en una rueda de prensa.

El lunes, un grupo de 239 científicos internacionales pidió a las autoridades mundiales, incluida la OMS, que admitieran que el coronavirus puede transmitirse por vía área para de esta forma revisar las directivas sanitarias.

En un texto publicado en la revista académica de Enfermedades Infecciosas Clínicas de Oxford, los investigadores señalaron que los estudios han mostrado que «más allá de cualquier duda razonable», los virus pueden viajar una decena de metros por el aire y que existen evidencias que han demostrado que esto también se cumple en el caso del SARS-CoV-2.

Hasta ahora, la OMS y los principales organismos sanitarios nacionales e internacionales habían reiterado que la fuente de contagio más importante eran las gotas de saliva proyectadas al hablar, al estornudar o al toser, además de que el virus podía permanecer durante horas o días en las diferentes superficies.

«Son campos de estudio que están creciendo y donde está surgiendo evidencia, pero que todavía no es definitiva y es por ello por lo que la posibilidad de que haya transmisión por el aire en espacios públicos, especialmente en condiciones específicas como lugares abarrotados, cerrados y con mala ventilación, no puede ser descartada. Pero la evidencia debe ser interpretada y apoyamos este proceso», ha agregado Allegranzi, que ha pedido a la población «una ventilación adecuada y distancia física» en lugares cerrados, y cuando estas dos medidas no sean posible, «uso de mascarillas».

La Organización Mundial de la Salud está preparando una compilación de todos los estudios que hablan de las diferentes posibilidades de contagio del virus (algunas de ellas, no estudiadas en profundida todavía), una materia en la que trabajan un gran número de «científicos, médicos y matemáticos».

Admitir que el virus puede transmitirse a través del aire no es la primera rectificación de la OMS durante la pandemia. La más criticada hasta ahora había sido el cambio de criterio respecto al uso de las mascarillas, que la entidad internacional sólo recomendaba en las primeras semanas a los sanitarios y a las personas que sufrieran síntomas de la enfermedad, pero que posteriormente, aconsejó al conjunto de la población.

El papel de la OMS durante la crisis de la Covid-19 ha llevado a Estados Unidos a abandonar la organización, de la que es su mayor donante, con unos 350 millones de euros al año. Precisamente el martes la Administración Trump cumplió su amenaza e inició los trámites para dejar la OMS, a la que acuso de un sesgo «prochino» durante toda la pandemia y de haber negado la gravedad de la emergencia para encubrir la negligente actuación del país asiático cuando estallaron los primeros brotes.

En cualquier caso, Joe Biden, candidato demócrata a las elecciones de Estados Unidos, que se celebrarán en noviembre, ya ha avisado de que si gana los comicios, su país retornará a la OMS. «Los estadounidenses están más seguros cuando Estados Unidos está comprometido en fortalecer la salud mundial», afirmó.