El Rey reivindica el modelo español en América