Policía Nacional / LP

Dos jóvenes alertaron a la Policía de la violación de la mujer en Málaga

Siguieron a la víctima tras salir de la discoteca porque sospechaban que podía sufrir abusos. Dos de los tres detenidos ya se encuentran en prisión

JUAN CANO | ÁLVARO FRÍAS Málaga

La llamada quedó registrada a las 3.50 horas en la sala del 091. Dos clientas de una discoteca de La Malagueta telefonearon a la Policía Nacional para alertar de que una mujer estaba siendo víctima de abusos sexuales por parte de unos hombres. No se limitaron a eso, sino que, además, la siguieron cuando salió a la calle y uno de los sospechosos la llevó hasta la playa de La Malagueta, donde presuntamente la violó.

Las dos mujeres se mantuvieron en todo momento en la llamada para narrar lo que estaban viendo. Según su testimonio, uno de los varones la había «sacado» de la discoteca y la llevaba agarrada porque, por su estado de embriaguez, apenas se mantenía en pie. También observaron que el hombre iba hablando por teléfono y se dirigía con la víctima hacia la playa.

Por último, cuando llegaron los policías, las testigos hicieron señales a los agentes para indicarles el lugar donde, según sus propias manifestaciones, estaban abusando de una chica. Esa llamada impidió que el segundo de los detenidos, al parecer, forzara sexualmente a la víctima.

Dos detenidos

La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga ha decretado el ingreso en prisión de dos de los tres detenidos por la supuesta violación grupal en la playa de La Malagueta la madrugada de este lunes 9 de mayo.

Los arrestados pasaron ayer a disposición de la autoridad judicial. Sus declaraciones se prolongaron hasta pasada la medianoche dado el elevado volumen de detenidos por otras causas -una veintena- que hubo ayer en el juzgado de guardia.

Según fuentes cercanas al caso, el magistrado optó por dejar en libertad provisional al tercero de los arrestados -el joven de 19 años- atendiendo a la escena que se encontraron los policías al llegar al lugar de los hechos.

Los agentes sorprendieron in fraganti a uno de los detenidos mientras, al parecer, forzaba sexualmente a la víctima, mientras que el segundo estaba, aparentemente, preparado para hacerlo.

El tercero de los investigados, aunque se encontraba en el lugar cerca de los otros dos, no estaba en la misma disposición, de ahí que el juez y el fiscal hayan considerado que su grado de implicación sería menor. Además, parece ser que no tiene relación con los otros dos implicados, que sí son amigos o al menos conocidos.

Tras las testificales, se celebró la comparecencia para estudiar la situación personal de los tres arrestados por la agresión sexual. Entrada ya la madrugada, el juez decidió -a petición del fiscal- enviar a prisión a dos de los detenidos y dejar en libertad al tercero.

Los hechos que ahora se investigan sucedieron sobre las cuatro de la madrugada. Según contó la víctima a la policía, esa noche estuvo tomando unas cervezas con una pareja de amigos en un bar de La Malagueta. En un momento determinado, sus acompañantes se marcharon y ella se quedó sola en el establecimiento.

Fue entonces cuando se le acercó un hombre -uno de los que, a la postre, acabaron detenidos- y empezaron a charlar. No hubo nada que le hiciera sospechar de él y el tono de la conversación fue amistoso en todo momento, según declaró a los agentes.

Cuando ella manifestó su intención de volver a casa, él se ofreció a acompañarla dando un paseo por la playa, a lo que la mujer accedió. Unos minutos después, en la zona donde están las letras de La Malagueta, el hombre comenzó a pedirle que la besara y supuestamente se abalanzó sobre ella.

Tras ser alertados por una testigo, los agentes acudieron al lugar y sorprendieron in fraganti a los implicados, tal y como adelantó SUR. La mujer se dio cuenta de que también le habían sustraído el bolso, que los policías lograron recuperar.