Rotonda del Helicóptero, donde se investiga si ocurrieron los hechos denunciados. / RAMÓN L. PÉREZ

La Policía Nacional informa de que la presunta víctima de Granada no sufrió violación grupal

La investigación policial, junto a ciertas contradicciones que ha mantenido durante su declaración, ha determinado esta conclusión

I.D. Granada

La Policía Nacional, en un comunicado oficial, ha informado en relación a los hechos denunciados judicialmente el pasado día 18 de mayo por una presunta violación grupal, que una vez realizadas las gestiones pertinentes por parte de la UFAM adscrita a la Brigada Provincial de Policía Judicial, queda descartada la presunta violación grupal. Al haber denuncia presentada, se continúa con la investigación para esclarecer si existe o no algún ilícito penal y su autoría, añade el comunicado oficial.

Fuentes de la investigación han informado a este periódico que había datos que justificaban que se hiciera una investigación en este asunto. Por ejemplo, el informe médico apuntaba que sí había existido una relación sexual, pero la presunta víctima ha reconocido que no hubo agresión grupal.

La investigación policial, junto a ciertas contradicciones que ha mantenido la presunta víctima durante su declaración, ha determinado estas conclusiones, añade Policía Nacional.

Estas mismas fuentes de la investigación han asegurado a este periódico que la presunta víctima, en una segunda declaración, ha negado los extremos de la denuncia.

Los presuntos hechos denunciados

Según se informó esta pasada semana, la presunta víctima, una mujer de 22 años, denunció una violación grupal cometida por cuatro hombres en la madrugada del pasado miércoles. El examen al que fue sometida la mujer en un centro sanitario de la capital granadina al que acudió en compañía de una amiga tras sufrir la presunta agresión registraba heridas.

Los hechos narrados entonces contaban que sucedieron después de que la joven saliera de una discoteca de la capital granadina, donde había estado con unas amigas, de madrugada. Según el testimonio, cuando se dirigía a su domicilio fue abordada por los cuatro ocupantes de un turismo en las inmediaciones del Camino de Ronda. La investigación policial ha determinado que esta descripción de los hechos no se corresponde con la realidad, ya que ni hubo nadie que desde un coche la raptara ni se marchó con cuatro personas.

Ella contó en la denuncia que entonces el coche ralentizó la velocidad poniéndose a su altura, en un momento dado, uno de sus ocupantes abrió la puerta trasera del turismo, la cogió del brazo y la introdujo en su interior. Ahora se ha podido demostrar que no es cierta esta versión de los hechos.