La orla. / Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Un perro en la orla de una promoción universitaria

Desi es la perra guía de un alumno de la última promoción de Historia de la Universidad de Castilla-La Mancha

J.M.L.

La orla de la última promoción del grado en Historia de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha causado gran sorpresa porque entre los bustos de los estudiantes de esta promoción aparece una perra: Desi, una perra guía que ha acompañado a su dueño, Abel Beldad Serrano, en sus estudios universitarios.

Abel comenzó los estudios universitarios en la Facultad de Letras de Ciudad Real en 2018. Poco antes, en 2016 perdió la vista como consecuencia de una neuropatía degenerativa irreversible cuando tenía 56 años. Desde entonces, esta perra labradora lo acompaña. «De repente comencé a ver como con niebla, y luego ya no vi más», explica Abel, que por entonces regentaba el bar Los Arcos, un popular establecimiento de la calle La Mata, en Ciudad Real. «Tuve que dejar el bar porque era imposible seguir trabajando así, aunque intenté mantenerlo hasta el final», recuerda.

Fue entonces cuando tomó la decisión de estudiar Historia «porque siempre me había gustado mucho y ahora tenía tiempo». Sin embargo, no fue fácil porque había obtenido el graduado escolar en un centro de educación para adultos y no sabía leer el lenguaje Braille. Preparó las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 45 años y aprobó.

«Desi acude a las clases y se porta muy bien»

Aunque aún debe preparar el trabajo de fin de grado para obtener su título, Abel Beldad ha querido estar presente en la orla con el resto de su promoción, junto a sus profesores y su inseparable perra. «Desi ha venido a todas las clases conmigo, es una más en la facultad, y siempre se porta estupendamente», asegura Abel, que se muestra agradecido con sus compañeros y profesores por su apoyo.

«También quiero destacar al Servicio de Apoyo al Estudiante con Discapacidad de la Universidad de Castilla-La Mancha. Son personas que te acompañan desde que empiezas tus estudios en la Universidad, te ayudan en todo, te informan de los procedimientos o los horarios e incluso te acompañan a los sitios hasta que te familiarizas con ellos», subraya Abel, que anima a quienes sufren alguna discapacidad «para que no descarten su sueño universitario».