Borrar
Imagen de archivo de la concurrida calle Mayor de Triana, en la capital grancanaria. COBER

La pandemia se enquista en Canarias tras la caída del estado de alarma

La bajada de los contagios se frenó en junio, pero la vacunación evita un repunte. Las islas sumaron ayer 142 casos y una muerte por covid

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 11 de junio 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El impacto de la vacunación en la curva epidémica ha reducido la incidencia en toda España, también en Canarias. Sin embargo, el descenso de los contagios se ha frenado en los primeros días de junio y la curva descendente se ha convertido en una recta con una ligera tendencia al alza.

Este frenazo se produjo a los 15 días de la flexibilización de las normas aplicada tras el levantamiento del estado de alarma y la supresión del toque de queda. «Sigue habiendo casos por una razón muy simple: seguimos en pandemia y no estamos haciendo lo suficiente para evitar que sigan apareciendo nuevos casos», resume el epidemiológico y presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, que invita a la población a no bajar la guardia a pesar de la relajación de las restricciones.

En todo caso, con el 25% de la población ya vacunada con la pauta completa y con casi el 50% de las personas mayores de 16 años con una dosis puesta es de suponer que los nuevos casos se reduzcan y que eso impida que «una línea ascendente de los contagios se consolide en una ola pandémica», sostiene el experto que valora positivamente el hecho de que actualmente, en Canarias, el peso de la pandemia sea bajo. «Lo que define la situación de la pandemia no son los casos absolutos, sino la incidencia acumulada, el número de ingreso en UCI y las PCR positivas entre el total de pruebas realizadas. Si se evalúan, vemos que estamos en una situación razonablemente buena», apunta el jefe de la Sección de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno canario.

Ayer, la tasa de contagios en Canarias se situó en 38,5 casos acumulados por 100.000 habitantes a siete días y en 72,2 a catorce, la ocupación de las camas UCI por pacientes covid era de un 4,4% y la tasa de positividad del 3,5%. Hace un mes, el 11 de mayo, la incidencia acumulada a siete y catorce días se colocaron en 38,9 y 83,7 puntos, las UCI estaban ocupadas en un 14,4% y la positividad era idéntica. Es decir, la caída de los contagios, que llegó a su cota más baja a principios de junio, se ha estancado, si bien la mayor diferencia está en la presión asistencial. Hace un mes, en los hospitales canarios había 69 personas en UCI por la covid y otras 253 en planta. Este viernes, había 26 en las unidades de críticos y 179 en planta. «El efecto más claro de la vacunación es el descenso de la mortalidad y en el número de pacientes con covid grave», señala Amós.

De hecho en mayo, los fallecimientos por covid se redujeron casi a la mitad, con 29 muertes frente a las 55 registradas en abril.

En lo que llevamos de junio, han fallecido por el coronavirus y sus complicaciones diez personas. La última de estas víctimas mortales, notificada ayer, fue una mujer de 57 años en Tenerife que contrajo el virus en un brote familiar y padecía patologías previas. Con ella ya son 778 las personas que han perdido la vida por la pandemia en las islas.

Este viernes, Sanidad reportó 142 nuevos diagnósticos por coronavirus en Canarias, un 8% menos que en la víspera.

Tenerife volvió a registrar la mayoría de los contagios, 93; Gran Canaria sumó 32; Lanzarote, 14 y Fuerteventura, tres.

Con las 219 altas epidémicas concedidas ayer, ya son 55.353 las personas que han superado el virus en Canarias, donde los casos acumulados ascendieron a 57.688. De ellos, 1.557 se corresponden a personas con la infección activa.

Tenerife es la isla donde hay más personas bregando con el virus; hasta ayer, 985; en Gran Canaria hay 357 infectadas; en Lanzarote, 120; en Fuerteventura, 87; en La Palma, siete y en La Gomera, una. El Hierro está libre de coronavirus desde el 1 de junio.

Hasta el viernes se habían realizado en Canarias un total de 1.163.969 pruebas PCR, de las que 2.323 se realizaron el jueves.

Las islas se mantienen en nivel de riesgo mínimo o bajo, salvo Tenerife, Lanzarote y La Graciosa que están en nivel 2 de riesgo por contagio (semáforo ámbar). En Gran Canaria, Fuerteventura, La Gomera, La Palma y El Hierro, desde ayer, los negocios de hostelería pueden abrir hasta las 2 de la madrugada, al igual que las terrazas del ocio nocturno.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios